Garra | Review

Adam Sandler se entrega como un buscador de talentos fracasado, en este interesante filme donde se refleja el amor que tiene al baloncesto.

Garra (2022)
Puntuación: ★★★
Dirección: Jeremiah Zagar
Reparto: Adam Sandler, Juancho Hernangomez, Queen Latifah, Ben Foster, Robert Duvall, Lyon Beckwith, María Botto y Kenny Smith
Disponible: Netflix

Hustle (2022) es la nueva película de Jeremiah Zaga y qué cuenta con entre otros productores al mismísimo Lebron James, estelarizada por Adam Sandler, Juancho Hernangómez, Queen Latifah, Ben Foster y una pequeña aparición del siempre legendario Robert Duvall, además de una gran colección de cameos de basquetbolistas famosos qué mantendrán a los fanáticos de este deporte atentos para reconocerlos a todos.

La película nos lleva al interesante mundo del scouting de la NBA, en el cuál un reclutador de los Philadelphia 76ers, Stanley Sugerman (Adam Sandler) pasa sus días viajando entre distintos países para encontrar potenciales superestrellas del baloncesto. Los constantes viajes fragmentan su relación con su esposa Teresa (Queen Latifah) y su hija Alex.

El dueño de los Sixers, Rex Merrick, le tiene un gran aprecio y confía en su potencial, pero este tuvo un conflicto con respecto a un jugador con el hijo de Rex, Vincent.  Rex decide darle la oportunidad qué siempre ha buscado y le permite cumplir su sueño, asciende a Stanley a entrenador asistente, lo que le permitirá quedarse en casa con su familia.  Sin embargo, esa misma noche, Rex falleció, dejando a Vince a cargo del equipo.

  Tres meses después, Vince volvió a poner a Stanley en la exploración y lo envió al extranjero para encontrar nuevas estrellas.  Stanley se reunió con su ex compañero de equipo universitario, Leon Richie, quien lo alentó a dejar los Sixers y unirse a él como agente de jugadores.  Después de que fracasan los planes de Stanley de encontrar a otro jugador en España, se encuentra viendo un juego local en el que queda atónito ante un jugador desconocido qué tiene unas capacidades increíbles.  Trató de hablar con él, su nombre es Bo Cruz (Juancho Hernangómez) un trabajador de construcción el cual es padre soltero y gana dinero extra apostando en el baloncesto, pero se este se niega al pensar qué es una jugarreta hasta que Sugerman decide llamar a Dirk Nowitzki a través de Facetime para demostrar su legitimidad.

Después de charlar un poco Sugerman decide llevar a Bo a Philadelphia a pesar de la negativa del nuevo propietario Vincent a incorporarlo, el problema radica al entrar a los Estados Unidos se dan cuenta del expediente penal de Cruz por violencia poniéndolo incluso en una peor condición con la directiva de los Sixers, esto lleva a Stanley a buscar por todos los medios de ponerlo en el draft de la NBA.

La cinta nos deja ver una vez una gran actuación de parte Adam Sandler, dejándonos ver que cuando quiere sabe poner una parte de él en sus papeles y busca consolidarse como un actor de drama serio como ya lo demostró en papeles como Punch, Drunk Love (2002), The Meyerowitz Stories (2017) o Uncut Gems (2019), en esta su papel como un ojeador en decadencia buscando su última oportunidad le queda como anillo al dedo.

Juancho Hernangómez es basquetbolista profesional pero destaca muchísimo en su rol y la química en pantalla con Sandler es innegable. Es destacable que se hiciera casting a un basquetbolista más por su habilidad actoral que por su fama en el mundo de la NBA, eso evita casos como el de Lebron James en Space Jam 2 y se aplaude.

El resto del elenco hace un buen trabajo, a pesar de ser sencilla y un tanto cliché para el género de los deportes y más tomando en cuenta la cantidad de producciones de baloncesto brilla con luz propia por el encanto mismo del deporte y lo energético de su filmación la cual se aleja de los grandes partidos y la búsqueda de un título para enfocarse en el arduo entrenamiento, una historia de superación de fórmula pero bien lograda de aquellas que no puedes evitar disfrutar y posteriormente sentirte bien porque logra contagiar ese sentimiento de búsqueda por la autosuperación.

A pesar de lo cliché que pueda sentirse por momentos es disfrutable incluso para aquellos ajenos a este deporte (Mi caso), pasar un momento agradable y posteriormente un buen sabor de boca, disponible en Netflix.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.