Review | El cuento de la criada (T4)

‘El cuento de la criada’ mantiene sus virtudes y añade un nuevo valor a la serie

The Handmaid’s Tale (T4) 2021
Puntuación:★★★½
Creador: Bruce Miller
Reparto: Elisabeth Moss, Joseph Fiennes, Max Minghella, Yvonne Strahovski, Alexis Bledel, Ann Dowd y Jordana Blake.
Disponible: Paramount Plus

Basada en el libro homónimo de Margaret Artwood (1985) “El cuento de la criada”, relata la vida de los ciudadanos de Gilead, un país creado bajo un sistema totalitario y profundamente patriarcal donde sus habitantes son divididos por clases. Entre estas clases encontramos a las criadas, mujeres fértiles que debido a las bajas tasas de natalidad son enviadas a las casas de los miembros del gobierno (comandantes) donde son violadas para concebir sus hijos.

Entre estas criadas tenemos a June (Elisabeth Moss), a quien hemos venido siguiendo desde la temporada uno, donde ha tenido que soportar violaciones, torturas y todo tipo de abusos a su integridad física y mental.

En esta nueva temporada, iniciamos justo donde dejamos la tercera, con June malherida y el avión con los niños y las “Marthas” arribando a Canadá, lo que nos da una pista del camino que tomará la serie.

Como es de costumbre, la serie nos trae momentos impactantes y llenos de tensión, con escenas bien dirigidas y con una estética general muy bien cuidada. Las actuaciones como siempre a la altura de cada situación y por supuesto, el gran trabajo realizado por Elisabeth Moss, quien además de ser la rebelde June, en esta oportunidad se puso detrás de las cámaras para dirigir tres episodios de esta temporada.

En esta nueva entrega podemos ver que el mundo de June y algunas de sus amigas criadas se amplía, mostrándonos escenas más llenas de luz y en sitios abiertos, más allá de las paredes de la oscura casa de los Waterford o los pasillos del supermercado donde las criadas van a hacer las compras. Todo esto nos da una sensación de cambio con un poco de esperanza para el futuro de los personajes centrales de la historia.

Otro de los puntos positivos a destacar de esta temporada, es que continuamos viendo un desarrollo de los personajes que nos permite conocer más de la historia de cada uno y que a la vez le da dinamismo a la serie para no quedar siempre en lo mismo y mantener el interés del espectador.

Si bien esta temporada supone un avance en la trama general de la serie, pero en ocasiones se siente que es más de lo mismo, y pareciera que los guionistas están empezando a estirar la historia hasta un punto donde no queden más novedades para mostrar.

Un ejemplo de esto, es el romance imposible entre June y Nick, que pareciera no tener más que aportar a la historia en general y sin embargo vemos como los escritores intentan forzar más escenas entre ellos que al final no generan ningún tipo de impacto.

Otro de los puntos en contra de la serie en esta temporada es el hecho que, hasta ahora hemos visto un gobierno en Gilead desalmado y castigador, sin embargo, June sigue estando a salvo a pesar de todos sus actos de rebeldía, eso nos lleva a la pregunta: ¿Cómo es posible que un régimen torturador y desalmado, deje con vida a June después de ser una insubordinada desde la temporada uno de la serie? Entendemos que es la protagonista y que por el bien del guion debe seguir con vida para que la historia continúe, pero deberían tomar otras vías para evitar caer en el cliché del personaje que siempre se sale con la suya y que puede llegar a ser molesto lo “fácil” que se escapa de los castigos.

En general la serie continúa dando buenos episodios con sus acostumbrados “cliffhangers” que dejan a más de uno con ganas de más.  Ya con una quinta temporada confirmada solo nos queda esperar para saber cómo continuará la resistencia de los ciudadanos de Gilead contra su gobierno y qué papel jugarán June y el resto de sus amigos en todo esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.