Alerta roja | Review

Dwayne Johnson, Gal Gadot y Ryan Reynolds bromean, roban y traicionan en una comedia de acción que cumple con lo que es y nada más.

Alerta Roja (2021)
Puntuación: ★★
Dirección: Rawson Marshall Thurber
Reparto: Dwayne Johnson, Gal Gadot, Ryan Reynolds, Ritu Arya y Chris Diamantopoulos
Disponible: Estreno en cines y 12 en Netflix

Netflix sigue buscando su mina de oro y no tiene miedo en escatimar sus recursos para encontrarlo, así mismo también está intentando posicionarse como una marca que toma retos a la hora de crear propuestas atractivas para sus clientes de todo tipo. Razón por lo que Netflix confiaba en la obra criminal de 160 millones de dólares de Martin Scorsese, El irlandés; o en crear una franquicia con Charlize Theron Old Guard. Ambos valieron la pena y cumplieron sus objetivos tanto en vistas como en crítica. Con ese panorama la marca de streaming se arriesga a lo más grande con Alerta Roja.

Alerta Roja, es la producción más cara de Netflix hasta la fecha, debido a que sus costos de producción rondan los $200 millones, situación que uno se pregunta ¿cómo? la empresa recupere dicho capital, pero sinceramente eso nunca tendrá una respuesta clara. Pero cuando ves el producto final uno se pregunta dónde está toda esa inversión, ya que el resultado es un producto tan genérico donde sus protagonistas se desplazan desde el punto A hasta el punto B y a nadie le importa. Dejando una conclusión directa: ¡podemos hacer películas tan mal como todos los demás y caras! después de que ninguna otra empresa la quisiera realizar: ya sabemos el motivo.

Dwayne Johnson, Ryan Reynolds y Gal Gadot protagonizan una comedia de acción sobre atracos globales, detalles que harían que valga la pena la inversión dentro o fuera del mundo del streaming. Pero mientras cintas como No Time To Die o Misión Imposible, elevan la baranda creando tramas complicadas y personajes atractivos con construcciones interesantes sin perder el factor de entretenimiento, el guionista y director Rawson Marshall Thurber tropieza en todos los sentidos imaginables, a la hora de crear su Alerta Roja, haciendo que lo poco entretenido de este circo sea ver a sus tres actores haciendo lo mismo de siempre, sin esforzarse.

Una Alerta Roja es un tipo de orden internacional de alto nivel otorgado a un criminal en fuga, lo que hace que el agente del FBI John Hartley (Johnson) rastree al escurridizo ladrón de arte Nolan Booth (Reynolds) hasta Roma. Estos se ven obligados a formar una sociedad incómoda debido a algunas tonterías sobre unos tres huevos de oro que Cleopatra solía poseer y que Booth está tratando de robar. Casi logra tomar el primero, pero Hartley interviene y lo envía a una cárcel rusa, donde él mismo termina después de que The Bishop (Gadot), otra ladrona de arte lo incrimina por robar el mismo, haciendo que Hartley y Booth deciden unirse para derrotarla.

Como dijimos aquí el único atractivo es ver a las tres estrellas pasearse en pantalla sin muchas ganas, riendo con chistes que no provocan gracia, cuya única experiencia en pantalla sea abrumadoramente plana. Todo lo sexy que busca en todo momento ser no funciona.

Las referencias anticuadas de la cultura pop como es Jurassic Park, Pulp Fiction o Borat son tan metidas a la fuerza que uno nunca sabe encontrar la gracia, lo peor son las actuaciones de Johnson y Reynolds, que son sorprendente toscas por no decir ridículas, especialmente de Reynolds que sigue haciendo el mismo papel de  Deadpool y ahora de Free Guy. Gadot tampoco es de mucha ayuda, aunque de los tres es la que sale mejor parada, ella le aporta un poco de gracia al circo.

La trama es absurdamente enrevesada, con grandes sin sentidos con agujeros de guion descarados, la acción simplemente fluye en pantalla sin ser emocionante y todo termina con una clara respuesta: hay una secuela en camino. Mi problema no es que se realicen películas como estas, realmente son disfrutables pero uno solo pide un poco de esfuerzo para que salgan lo mejor posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.