Bergman Island | Review

Mia Hansen-Løve vuelve al cine junto a Vicky Krieps y Tim Roth en un filme que explora la creatividad, la cinefilia y los fantasmas del pasado como personas en un entorno veraniego en la isla donde vivió Ingmar Bergman.

Bergman Island (2021)
Puntuación: ★★★½
Dirección: Mia Hansen-Løve
Reparto: Vicky Krieps, Tim Roth, Mia Wasikowska, Anders Danielsen Lie, Joel Spira, Oscar Reis y Jonas Larsson Grönström
Disponible: VOD Google Play

Bergman Island, es de esas películas que son conocidas como meta cine, pero esto no lo sabes desde un inicio debido a que la historia se centra desde una mirada y cambia en su segundo acto y es ahí donde vemos dicho concepto, detalle que funciona en cierta medida ya que este punto se forma en una elipsis; pero al mismo tiempo la obra de Hansen-Løve busca ser un homenaje al legado del aclamado director Ingmar Bergman.

Aquí conocemos a una pareja de cineastas que van de estudio de verano a la isla Fårö ubicada en Suecia donde el legendario Ingmar Bergman se encontró así mismo, ahí vivió 40 años y rodó seis de sus películas. Esta pareja de guionistas son Chris (Vicky Krieps) y Tony (Tim Roth) ambos están en ese lugar para buscarse ellos mismos y encontrarse como pareja, detalle ideal que ofrece el entorno de la isla (naturaleza, calma, playa, horizonte, paseos en bicicleta, etc.), todo eso con el agregado de largos diálogos sobre cinefilias y sesiones de trabajo, cada uno en su espacio. Tony, es dos décadas mayor que su esposa, es una referencia internacional ya establecida; Chris, por su parte, todavía lucha por equilibrar sus deberes como cineasta y madre.

El filme inicia con esa narrativa, donde vemos a ambos personajes convivir en la zona, explorando los fantasmas que dejó Bergman, pero todo cambia abruptamente cuando Chris comienza a narrarle a Tony el guión que está escribiendo, titulado El vestido blanco. Todo comienza así en el mismo ferry que conocemos al inicio de la película donde viaja el matrimonio, pero esta vez a la que vemos es a una joven llamada Amy (Mia Wasikowska) que viene de Nueva York durante tres días a Fårö para la boda de su amiga Nicolette, pero ella está muy agitada y emocionada ante la perspectiva de volver a ver a Joseph (Anders Danielsen Lie ), el gran amor de su adolescencia que también ha sido su amante varios años; es así como Chris le va contando sus ideas a Tony, pero llegado a un punto la obra todavía guarda una sorpresa.

Hansen-Løve busca la forma de demostrar en como los artistas eligen sus propias vidas, o tal vez sea una forma de enturbiar aún más las aguas meta. Esa ambigüedad no siempre funciona en beneficio de una película que siempre se tambalea al borde de la autocomplacencia.

Mia Hansen-Løve juega con el espectador desde varias narrativas, lo que hace al filme interesante y sorprendente, y podemos decirlo que no cualquier director puede lograr esos cambios de enfoques sin que se pierda el ritmo o el tono de lo que ya se viene construyendo, siendo esa la mayor virtud de Bergman Island, y que Hansen-Løve evite caer en cualquier catarsis con respecto a las narrativas de cada uno de sus personajes.

En otros aspectos podemos decir que la directora logra uno de sus mejores trabajos, por un lado logrando sacarles provecho a sus actores (véase la escena del baile de Wasikowska cantando ABBA) y por otro, al crear una dirección de consumada elegancia con un estilo delicado, que hace que podamos conectar con el entorno de los personajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.