Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna | Review

20 años después de su lanzamiento, la franquicia de Digimon sigue impresionando, ahora con esta sólida y emotiva entrega, la cual marca el final de la emblemática serie.

Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna (2020)
Puntuación: ★★★★½
Dirección: Tomohisa Taguchi
Reparto: Erica Lindbeck, Takahiro Sakurai, Junko Takeuchi y Natsuki Hanae
Disponible: Estreno en cines

La industria del anime es universal y no reconoce tiempo u origen; pese a que muchos piensen que sus obras y productos están destinados para un público más de corte juvenil, lo cierto es que cualquier persona puede disfrutar e identificarse con la gran cantidad de opciones disponibles.

A propósito de esto, es bien sabido que varias series de animación han marcado la infancia de una gran cantidad de personas a nivel mundial; ejemplos sobran, como Mazinger Z, Naruto, Dragon Ball, One Piece, Astroboy, Bleach o Digimon, sobre la cual hablaremos en este espacio. Todas ellas son recordadas con cariño y nostalgia por sus seguidores, quienes, de manera literal, han crecido de la mano de estos animes.

Digimon tuvo su primera emisión un 7 de marzo de 1999, producida por Toei Animation, marcando el punto de inicio de esta entrañable historia, creada por Akiyoshi Hongō. Debido al éxito tan grande, se estrenaron otras 3 películas; las dos primeras fungen como un complemento para la obra original y la tercera: Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna, marca el final de esta serie y resulta imprescindible para cualquier fanático de esta franquicia.

Un desafío importante que enfrentan los adaptadores al momento de realizar una producción cinematográfica, la cual pertenece a una serie ya establecida, consiste en darle el suficiente peso y relevancia, ya que en la mayoría de ocasiones, las películas no tienen un impacto significativo en el desarrollo de la trama o línea temporal oficial del anime. Tal es el caso de los filmes de Naruto, My Hero Academia, One Piece, entre muchos otros, sin embargo, existen excepciones, como la genial Demon Slayer: Mugen Train, que funge como un puente entre la primera y la segunda temporada, sumado a Digimon Adventure: Last Evolution Kizuna, el cierre magistral y audaz de esta bella franquicia.

Para entrar en materia, es necesario dejar en claro que esta película es la entrega más madura dentro de toda la historia de Digimon, tanto los críticos como la audiencia entran en consenso al decir que esta es un ejemplo excelente sobre cómo llevar de gran manera un guión inteligente y envejecer un producto comercial, uniendo los elementos clave que le han permitido alcanzar el éxito con conceptos complejos y más elaborados como el sentido de pertenencia y avanzar, sin perder de vista nuestros orígenes.

Además, una gran virtud de esta producción es que su enfoque adoptado es distinto, es más cercano a ser agridulce y realista quedando uno complaciente. Los temas que tienen mayor peso sobre la vida y la muerte, crecer y seguir adelante, los retos que implica volverse adulto y la dificultad de abrirse camino en el mundo son conmovedores, al punto de que personas no tan enteradas o relacionadas con este anime pueden entrar a una sala de cine y salir satisfechas.

Como es de esperar, la trama es en realidad sencilla y gracias a esto es posible llenar el relato de referencias y una bella animación, la cual se complementa de gran manera con una dirección de arte efectiva, donde los secretos y las sorpresas reveladas dan un punch emocional muy poderoso.

A los seres humanos se les hace difícil el decir adiós, es parte de nuestra naturaleza el desarrollar un apego físico y sentimental hacia objetos, lugares o experiencias. Esta realidad es llevada a la pantalla con maestría, ya que el corazón del filme yace sobre sus personajes icónicos y los Digimon, en especial Tai y Matt con Agumon y Gabumon.

La película tiene una forma esperanzadora de afrontar las relaciones interpersonales, ya que las pérdidas o despedidas no siempre representan el final, sino una verdadera oportunidad para encontrar una nueva dirección en nuestro camino.

Como ya se mencionó con anterioridad, cualquier espectador interesado en el fascinante mundo del anime o que simplemente se encuentre en búsqueda de una propuesta convincente, puede acercarse a una sala de cine para disfrutar del final de uno de los animes más emblemáticos de la historia, que a diferencia de otros, tiene una conclusión hermosa y personal, la cual no dejará a nadie indiferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.