Doctor Strange en el multiverso de la locura | Review (Sin Spoiler)

Benedict Cumberbatch regresa como el superhéroe Stephen Strange, ahora en una misión para proteger a una adolescente que puede visitar universos paralelos, en un filme donde Elizabeth Olsen se roba la película.

Doctor Strange en el multiverso de la locura (2022)
Puntuación: ★★★
Dirección: Sam Raimi
Reparto: Benedict Cumberbatch, Elizabeth Olsen, Benedict Wong, Rachel McAdams, Chiwetel Ejiofor, Xochitl Gomez, Soo Cole y Tony McCarthy
Disponible: Estreno en cines

La maquinaria de Marvel sigue imparable para bien y para mal, por mucho que guste o no, las películas de esta compañía son las que siguen llevando personas a las salas de cines, pero esto genera que obras de mejor calidad queden olvidadas o poco visibles, pero este no es el melón de lo que vamos a hablar; estamos de regreso en el extraño mundo del Doctor Strange, el alucinante cirujano convertido en superhéroe de Marvel, interpretado con una brillante convicción por Benedict Cumberbatch, mientras que Sam Raimi asume las funciones de dirección y le aporta esencialmente una estética de acción/terror que será el placer de muchos.

Sin mucho que aportar, el filme toma muchos elementos puestos en su primera entrega, especialmente en las características del personaje, cuya evolución como tal a lo que hemos vistos en los últimos años no hay, simplemente toma más conciencia de su mundo y su aporte dentro del vasto multiverso, ya que ahora Strange tiene que mover su cuerpo por el multiverso, un universo de infinitas posibilidades alternativas , cuya idea, que otras películas han tratado con una aburrida seriedad, aquí se maneja con un humor alegre, bullicioso y surrealista, pero la mano de Raimi siempre aterriza con seriedad.

La película arranca con Strange lidiando con su corazón debido a que no pudo lograr su romance con la Dra. Christine Palmer (Rachel McAdams, más hermosa que nunca y toda una scream queen), este asiste a la boda de ella como invitado, pero un alboroto afuera interrumpe todo: un enorme pulpo de un solo ojo (muy mal CGI) se está estrellando en las calles tratando de matar a una adolescente llamada América Chávez (interpretado por Xochitl Gómez). El Dr. Strange se da cuenta de que ha visto América en un sueño, ¿o fue una experiencia de realidad alternativa en algún otro lugar del multiverso? América tiene la habilidad de “caminar en los sueños” – entrar en otros universos paralelos – y es una habilidad que no puede controlar y que ha enfurecido a un demonio; Strange se da cuenta de que su destino es protegerla.

El filme es toda una aventura que pone al personaje del Dr. Strange en constante cuestionamiento sobre su propia vida y la idea de la muerte, y el concepto de otra vida, más todos esos puntos o temas la cinta nunca los explora como intenta creer que si lo hace, nunca se plantea como el personaje tiene que lidiar con estos hechos, de entre todos los temas que aborda el filme es el de la pérdida y el dolor que carga una persona, y es el de Wanda, pero lo vienen construyendo desde la serie de está por lo cual lo que hace el filme es completar ese arco narrativo.

Si vamos a hablar claro, tenemos que hacer mención del personaje de Elizabeth Olsen, quien se roba la película completamente ya que es el único personaje que está bien desarrollado, tiene un crecimiento argumental y un peso fundamental en la trama, literalmente sin ella no habría película que comentar.

En sí, el circo del filme lleva a Strange a camianr entre a dos MacGuffins, que serán los motores para que la película tenga algo que contar, en sí son dos libros (uno bueno y uno malo), uno tiene un poder corrupto que permite al portador caminar en sueños llamado “dark hold”, y el otro es la fuerza protectora Libro de Vishanti (lo opuesto al otro mencionado). 

Las escenas más entretenidas de la película no se basan en estos ejes narrativos, sino en Strange y América zumbando a través de varias realidades multiversales, incluida una hecha completamente de pinturas para carteles. Hay una escena graciosa en la que llegan a una versión de Nueva York donde todo está decorado con plantas y flores, donde “pasas” con un semáforo en rojo y donde se sirve comida rápida en pequeñas pelotas. 

Para ser muy sinceros, para disfrutar bastante el filme debes comprar la historia que te cuenta, ya que, si empiezas analizar encontrarás muchos huecos argumentales y muchas conveniencias, como por ejemplo ¿cómo es que solo Wanda tiene sueños sobre otras vidas? y Strange que pasa lamentándose por su amor con Christine no tiene esas visiones, y más que en varias ocasiones se le cuestiona si es feliz, y cada vez que vamos a un universo su historia con la doctora tiene problemas.

Hay varios personajes secundarios familiares que repiten como Benedict Wong, interpretando de manera entretenida al Hechicero Supremo, y Chiwetel Ejiofor como el viejo enemigo de Strange, Mordo. Por otro lado, la dirección de Raimi es más que correcta, realmente hace que el filme fluya y tenga personalidad, cosa que no suele pasar en Marvel, y ese detalle se nota mucho en como el director crea escenas que son sacadas de una cinta de terror, lo cual es fascinante.

Con respecto a la locura del multiverso se trata con ligereza y con estilo de alta energía, aunque debo decir que no hay una profundidad en el tema y en el concepto de las infinitas realidades que tanto se está mencionando, y tampoco hay mucha diferencia cambiante o reconfigurada sobre lo planteado con las otras películas de los Vengadores. No obstante, pese a todo lo dicho el filme es entretenido y tiene un personaje que es lo suficientemente atractivo para querer seguir viendo, es Wanda.

Leave a Reply

Your email address will not be published.