El atrevido mundo de Robert Eggers 

“The Northman” ha llegado a salas de cine, por lo que aprovechamos la oportunidad para analizar a uno de los realizadores más atractivos del momento. 

Las producciones independientes han cobrado una renovado interés dentro de la industria en los últimos años, no solo tomando en cuenta la cantidad de estrenos sino también su elevada calidad y los números en taquilla, ya que cada vez más personas están dispuestas a apoyar propuestas desafiantes de realizadores nuevos, sin importar el género o el presupuesto del filme.

Dentro de este grupo existen claros referentes como Ari Aster (Hereditary, Midsommar), Jennifer Kent (The Babadook, The Nightingale), Sean Baker (Tangerine, The Florida Project), Julia Ducornau (Raw, Titane), Greta Gerwig (Lady Bird) o Robert Eggers, quien estrenará en los próximos días  “The Northman”, su esperado tercer largometraje, que ya cuenta con su crítica completa en nuestro sitio. 

Robert Eggers en el 2017

El cine de Eggers es complejo, siempre caracterizado por moverse dentro del terror folclórico, al incorporar elementos psicológicos y referencias religiosas, que respetan el carácter feroz y la profunda investigación del período en el que ubica sus obras, para así representar con fidelidad el momento histórico del relato. De hecho, el éxito y aclamación de sus trabajos le han permitido imponer su sello en un blockbuster vikingo, con carácter de película independiente y un apartado visual poderoso, al disponer de 95 millones de dólares para realizar este visceral retrato de la cultura nórdica.

En sus películas, que analizaremos a continuación, refleja una capacidad sorprendente para crear historias originales, maduras e impactantes, desde una óptica estética y narrativa, mezclando estilos, con un punto violento irresistible. 

The Witch (2015)

La maldad puede llegar a corromper las almas más puras y devotas, por lo que Eggers, con su ópera prima, decidió darle un giro a la típica historia de terror en Nueva Inglaterra, al contar con un guion pesado y retador, sobre todo tomando en cuenta que dos de los personajes de la película son niños. 

A través del drama de horror, Eggers ofrece una visión crítica del cristianismo al mostrar un relato blasfemo y transgresor, imponente en su puesta en escena,  al tomarse su tiempo para contar una crónica oscura, donde los elementos de la naturaleza y los animales juegan un rol fundamental en reflejar las diversas manifestaciones del mal, y en cómo la fe puede ser desafiada. 

De nuevo, la esencia folclórica es evidente y las actuaciones son sobresalientes, en especial la de Anya Taylor-Joy quien ofrece una interpretación formidable. 

Anya Taylor-Joy en The Witch a sus 18 años

The Lighthouse (2019)

En su segunda producción, Eggers decide adherirse a los códigos tradicionales del terror, sin embargo, le da un giro de 180 grados al presentarnos un drama psicológico, lleno de testosterona y masculinidad tóxica, donde dos hombres son llevados al extremo en una localización asfixiante, mientras cada uno trata de aferrarse a la cordura. 

Robert Pattinson y Williem Dafoe se entregan en cuerpo y alma a esta pesadilla del mar, repleta de alegorías a la mitología griega, la religión, las relaciones de poder y el cómo los hombres tienen la necesidad de imponer su autoridad sobre los demás. 

En la puesta en escena, el dominio y la elegancia son palpables en cada fotograma, la cinematografía brilla en un bello blanco y negro sumado a una edición de sonido abrumadora, donde los gritos y constantes peleas entre los personajes llevaron a este rodaje a ser una experiencia desgastante.

Los adjetivos sobran al momento de describir los filmes de Eggers, quien, a sus 38 años, es sin duda, uno de los cineastas más atractivos. Esperamos que disfruten “The Northman” en salas y continúen apoyando el valioso cine de autor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.