El Último Duelo | Review

Lo nuevo de Ridley Scott es drama histórico de deshonra y amarga justicia en la Francia de finales del siglo XIV, con Damon, Affleck, Comer y Driver

El último duelo (2021)
Puntuación: ★★★½
Dirección: Ridley Scott
Reparto: Matt Damon, Adam Driver, Ben Affleck, Jodie Comer, Harriet Walter, Nathaniel Parker y Marton Csokas
Disponible: Estreno en cines

Ridley Scott, es uno de los nombres que han marcados al mundo del cine desde su admirado debut The Duellists, que al ver El Último Duelo esa cinta se te viene a la memoria debido a su contexto histórico y por el tipo de historia sobre amistades que terminan en enemistad un duelo. Pero al mismo tiempo si mencionamos el nombre de Scott también lo recordamos por la obra llamada Gladiador, epopeya épica que asimismo tiene tintes de duelo.

El Último Duelo cuenta la enemistad es entre los nobles Jean de Carrouges (Matt Damon) y Jacques Le Gris (Adam Driver), quienes se pelean después de que este último gana el favor del Conde Pierre d’Alençon (Ben Affleck), y De Carrouges termina perdiendo su capitanía destinada y un pedazo de tierra deseado que era parte de su dote prometido en su matrimonio con Marguerite de Thibouville (Jodie Comer). La película comienza en 1386, con los hombres en un combate blindado frente al rey Carlos VI, luego vamos a ver desde la mirada de los tres personajes el punto en que Marguerite le dice a su esposo que Le Gris la ha violado.

Dicho detalle en la forma que está contada la película nos recuerda un poco Rashomon la obra maestra Akira Kurosawa que era contada desde diferentes versiones (tres personas y un testigo) un caso de violación y asesinato en el Japón del siglo IX, pero hay que ser honestos Scott no logra esa maestría que tenía Kurosawa para atrapar un relato desde diferentes miradas.

Cada una de las partes está escrita por uno de los tres escritores de turno: Damon, Affleck y, lo que es más intrigante, Nicole Holofcener, mejor conocida como la autora independiente estadounidense detrás de comedias nítidas centradas en mujeres como Enough Said y Lovely and Amazing

El Último Duelo cuenta su historia usando una estructura tripartita de él-dijo, él-dijo, ella-dijo, y comienza con «La verdad según Jean de Carrouges», que es una elección astuta porque de Carrouges es el más bloqueado y sin humor de los tres personajes, y su versión necesita al menos el factor novedoso de ser el primero. De Carrouges se presenta como un hombre decente, honorable, injustamente agraviado, un valiente soldado por las causas del Rey y un buen esposo que es amado y respetado por todos. 

En la parte II, «La verdad según Jacques Le Gris», es donde el filme comienza a ponerse picante, sobre todo por la elección genuinamente sorprendente de hacer que los tres relatos difieran entre sí de maneras mucho más sutiles de lo que uno podría esperar. Por un lado, la escena de la violación, que vemos aquí por primera vez, es desde una perspectiva más edulcorada y sin ambigüedades, incluso en esta versión podría esperarse que favorezca al violador acusado, pero es ese detalle que hace que la cinta tenga un factor interesante ya que al mostrar de esa forma la historia recalca la visión que tenían muchos hombres de esa época o incluso hace unos cincuenta años atrás sobre el tomar a la fuerza a una mujer.

Cuando llegamos a la parte III, la de Marguerite, que en es la verdad definitiva es donde entra la pluma escrita por Holofcener siendo la mejor escrita y por mucho la más interesante, debido a que la película se enfoca en la visión de la mujer la perspectiva masculina feudal que venimos viendo y que hemos visto ciento de ocasiones se pierde y logra una personalidad propia, cosa que hubiera sido mucho mejor si todo el filme se hubiera comportado de esa manera.

La sección de Holofcener incluso proporciona una narrativa inquietante y critica que cualquier hombre heterosexual podría cuestionar, como es el caso de las escenas cuando Marguerite y su marido tienen relaciones y Jean pregunta cortésmente: «Si fue placentero», pregunta que le hacen a la mujer durante el juicio sobre su violación.

El problema del filme es que cuando llegamos a esa parte de la historia ya hemos visto las primeras dos versiones que hacen que el filme se vaya sintiendo pesado y por momentos alargado, esto porque las emociones de la cinta ocurren en el ter acto, que es donde también vemos la escena del duelo que al final son los momentos más intensos y está rodada brillantemente.

Sin dudas el juego que hace su director al romper las fórmulas de las obras medievales es lo que hace a El Último Duelo, sea una cinta notable, especialmente en como juega con sus actores, Damon siendo el punto débil, pasando por Driver que logra sacar provecho a su capa de caballero medieval, pero para sorpresa de muchos es Affleck quien aporta una chispa a su personaje con ese color de pelo.

Es sin dudas Comer la que más brilla, aunque su actuación es muy comedida, la actriz logra sacar chispas con su mirada en momentos claves de la cinta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.