Lucky Chan-sil | Review

Lucky Chan-sil es un filme que cuenta la lucha de una mujer que debido a un evento se empieza a cuestionar su vida orientada a su carrera y las expectativas en la sociedad coreana.

Lucky Chan-sil  (2019)
Puntuación: ★★★½
Dirección: Lucky Chan-sil
Reparto: Yoo-ram Bae, Kang Mal-geum, Kim Yeong-min, Sang-won Seo, Yoon Seung-Ah y Youn Yuh-jung
Disponible: MUBI

Kim Choo-hee crea una carta de amor al cine indie y a la vida, haciendo una obra llena de sensibilidad sobre el amor al cine, mezclado con temas humanos como es la crisis de la edad, la crisis existencial y la soledad; pero sin dudas el carisma que le agrega la directora es lo que hace a Lucky Chan-sil una cinta entrañable.

La obra carga un tono inexpresivo y un ritmo pausado que ayudan a agregar ese tono existencial que vive el personaje Lee Chan-sii, pero que nunca cae sobre el espectador, ya que los momentos de conflictos en la vida de la protagonista logran ir teniendo una resolución amena desde cierta perspectiva.

Sin dudas el principal sustento del filme es como Kim Choo-hee crea una especie de auto catarsis a su vida ya que antes de crear este proyecto trabajó como productora y directora de cortometrajes, lo cual funciona como una oda agradable de amor por el cine y al intento de hacerse un lugar en él, cosa que muchos que trabajan o han trabajado dentro del gremio sabe lo que cuesta poder ingresar incluso triunfar.

La película inicia con una escena donde un grupo de personas que trabajan haciendo un filme están comiendo y bebiendo, cuando el director de la película sufre un infarto fatal y muere. Chan-sil, que ha producido todas las películas del director, de repente no tiene ni idea de su existencia. Además, el hecho de que no pueda procesar realmente el dolor que siente la confunde aún más. La muerte funciona menos como una tragedia y más como un espacio de autorreflexión para la protagonista, quien de repente comienza a cuestionar su existencia y el valor de la soledad que la rodea.

Debido al impacto de la muerte de su jefe y amigo, esta se muda lejos de la ciudad a un pequeño estudio / habitación en la casa de una anciana, al mismo tiempo deja su trabajo como productora. Sin embargo, pronto reconoce que este patrón no le facilitará las cosas y, por lo tanto, comienza a trabajar como empleada de limpieza para su amiga y actriz Sophie (una carismática Yoon Seung-ah), donde conoce a un chico que trabaja para esta como profesor de francés, que le ayudar a ir comprendiendo su vida haciéndo la ver lo que realmente quiere y esto resulta en algunos desamores que la llevan a una introspección más clara y detallada.

Además, la obra juega con un realismo mágico que utiliza para cuestiones más pertinentes sobre el lugar de la mujer en el auge del cine, especialmente en el circuito independiente y lo difícil que se vuelve cuando se trata de dar un paso fuerte hacia la libertad fiscal, esto lo hace con la creación de una fantasma que utiliza como referencia el nombre del fallecido actor Leslie Cheung, todo un guiño a ese cine asiático que ha marcado la historia del séptimo arte.

La película no busca crear grandes revelaciones o filosofías sobre la vida misma, simplemente cuestiona las razones generales de vivir o existir, aunque cae en una narrativa inerte que en ocasiones no sabe como responder sus propios diálogos. Fuera de eso, Lucky Chan-sil es una oda encantadora a la forma en que el cine ayuda a encontrar un refugio en la vida misma. Incluso hay una frase que dice un personaje “No juzgues a una persona por sus gustos de ver películas”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.