PIG | Review

PIG es un filme que se aleja del thriller familiar de venganza y se convierte en algo más silencioso con una actuación descomunal por parte de Nicolas Cage.

PIG (2021)
Puntuación: ★★★★
Dirección: Michael Sarnoski
Reparto: Nicolas Cage, Alex Wolff, Adam Arkin, Nina Belforte, Dalene Young, Gretchen Corbett y Julia Bray
Disponible: VOD en Google Play

A lo largo de los últimos años Nicolas Cage, para muchos se ha convertido en una parodia en sí mismo, y para otros es una estrella que siempre busca como superarse con una actuación aún más salvaje que la anterior, en proyectos de todo tipo: salvajes, absurdos, ridículos o en pocos casos interesantes como fue el caso de Mandy (2018) de Panos Cosmatos, pero siempre entregando su marca en cada trabajo.

Generalmente a Cage lo hemos visto en trabajos tediosos, gritando y fanfarroneando en lugar de hacer algo de interés, y es que lo sorprendente es ver como el actor a lo largo de los años se ha alejado de trabajos como Leaving Las Vegas, Joe y The Weather Man, y es ahí donde aparece la grata sorpresa cundo ves PIG y notas que todavía tenemos al Cage más brillante y comedido.

Aquí el actor interpreta a un cazador de trufas que busca vengarse de quien le robó a su cerdo, en el debut de Michael Sarnoski, un filme pausado que se aleja del thriller familiar de venganza y se convierte en algo más silencioso o en el mejor de los casos algo pausado, donde el actor logra tener un espacio para encontrar la parte más sincera de su personaje.

En Pig, Cage interpreta a Robin, un hombre que vive en el profundo bosque de Oregón con solo un cerdo como compañía, este se dedica a vender las trufas que se encuentran, pero todo se complica cuando su puerco es secuestrado en medio de la noche, y Robin se ve obligado a volver a entrar en el mundo al que le dio la espalda para descubrir por qué se lo llevaron y cómo puede recuperarlo.

Lo que hace interesante al filme es como su director juega con el espectador al plantear una trama que recuerda a cintas como John Wick o más reciente Nobody, pero el filme termina caminando por otros territorios dejando en claro que este no será el thriller de venganza. En cambio, es un drama sorprendentemente triste, que habla sobre el viaje de una persona rota que está en constante recuperación por un hecho que lo dejó marcado y que ve en su mascota una compañía.

Al mismo tiempo PIG, intenta abordar la parte más oscura del mundo de la gastronomía y en como va cambiando mientras el mundo avanza, esto lo hace desde la mirada de su protagonista que luego de estar recluido en su cabaña le toca enfrentar la nueva realidad desde su retiro, lo que lo hace estar confundido y decepcionado al ver como cambio el mundo que el conocía.

Realmente lo más sorprendente de PIG es el trabajo de Cage, quien está notablemente comedido, donde sus tics característicos se fueron, su voz mucho más suave, su arrogancia es reemplazada por una inseguridad que carga el personaje, y sobre todo transmite una calma en pantalla que no le habíamos visto en años.

PIG, es un drama íntimo sobre el dolor y la pérdida desde el silencio; con un final hermoso y devastador. Una obra notable para un debut de un director que tiene mucho que ofrecer en un futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.