Review | El Secuestro de Daniel

Un nuevo filme que relata el conocido caso de Daniel Rye

Review: Daniel (2019)
Puntuación:★★★½
Dirección: Niels Arden Oplev
Reparto: Esben Smed Jensen, Toby Kebbell, Charlie Carrick, Amir El-Masry y Rasmus Bjerg
Disponible: Cine Magaly festival de cine Europeo.

Podría de decir que lo más interesante de “El secuestro de Daniel” es la forma que tiene el siempre brillante director Niels Arden Oplev (dirigió la película original Girl With the Dragon Tattoo ) es la forma en como combina hábilmente los hilos para contar la historia de Daniel Rye, un joven fotógrafo danés que fue capturado por Isis en Siria en el año 2013. 

La cinta está filmada de una manera ondulante, debido a que la trama sigue metódicamente la historia de Daniel desde la perspectiva de este mientras está en cautiverio, pero al mismo tiempo vemos la historia de la familia en como tiene lidiar con el secuestro en tanto el propio gobierno les da la espalda; en este punto la película casi no le da la profundidad que se merece, debido a que siempre termina aferrándose con fuerza al calvario que vive el personaje y Oplev no rehúye en darnos una descripción de la tortura y el sufrimiento que experimentaron Rye y sus compañeros de prisión, uno de los cuales fue James Foley, un periodista estadounidense cuya difícil situación se convirtió en una historia internacional.

Para lograr crear todas las emociones posibles mientras vemos la película, el director siempre termina cayendo en rostro expresivo de Esben Smed, quien se enfrenta a los desafíos físicos del papel y eleva el material. 

La cinta no termina de explotar la historia que cuenta, de hecho, deja muchos momentos importantes fuera de cámara, debido a que el punto que quiere contar el filme no es lo que sucedió, sino el por qué, y al mismo tiempo mostrar una “empatía” por todos aquellos marcados por este conflicto que sigue vigente hoy en día, pero al final sigue siendo una película sobre un hombre blanco que se va al medio oriente en busca de hacer algo por su vida. 

Me hubiera gustado más que la película se fuera más fuerte por una crítica contra el país de Dinamarca y en como las leyes de ese país no ayudan a las familias que viven estas situaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.