The Worst Person in the World | Review

Renate Reinsve entrega un retrato de una mujer joven que está en busca de descubrir lo qué ella quiere de su vida, en una de las grandes películas del año.

The Worst Person in the World (2021)
Puntuación: ★★★★½
Dirección: Joachim Trier
Reparto: Renate Reinsve, Anders Danielsen Lie, Herbert Nordrum, Silje Storstein, Maria Grazia Di Meo, Hans Olav Brenner
**Vista en screening**

Creo que podemos iniciar está reseña diciendo que el director Jachim Trier en los últimos años nos ha regalado tres películas brillantes, interesantes y muy diferentes entre sí, pero con una esencia que empieza ser notoria en su filmografía. Fuera de ese detalle sus tres películas buscan indagar en muchos aspectos la idea de la sociedad moderna, con personajes desafiantes, incómodos o incluso incomprendidos, estamos hablando del perturbador thriller de telequinesia Thelma (2017) y el desafiante drama sobre adicciones a las drogas Oslo, 31 de agosto (2011), y ahora The Worst Person in the World.

Lo que hace tan emocionante y brillante The Worst Person in the World es que estamos ante una comedia sobre relaciones con toques de drama, pero que al final es una cinta tierna con una frescura maravillosa, que termina con una experiencia bastante agradable y una sonrisa, esto porque lo que ocurre es algo que real, algo que a muchos les ha pasado, y así uno se logra identificar plenamente con su protagonista.

Trier, toma uno de los géneros más tratados del cine para bien y para mal: el género romántico, y lo combina con un tema bastante complicado: la edad con los roles sociales y el crecer en todos los aspectos; temas bastantes cuestionados hoy en día, pero la forma en que el filme busca indagarlos es lo que hace al filme atractivo, y para ello la película lo plantea en 12 capítulos, más un prólogo y un epílogo, como si fuera un libro contando una historia, y en este caso los últimos años de Julie antes de cumplir 30.

Que como toda persona que va a cumplir 30 o desde mi trinchera que me identifico plenamente, vive todo un conflicto emocional con respecto a su vida: cosas como que quiere ser, que ha hecho con su vida o para donde va todo lo que ha logrado, incluso cuales son las metas que busca desarrollar; además que carga con los conflictos del rol social que le imponen por ser mujer: el ser madre, tener amor maternal y así otros más.

Es donde llega la pregunta de ¿porque el título?: Seguramente no puede aplicarse a la propia Julie; quien admite que deja a dos hombres en el transcurso de la película, engañando y mintiendo, pero ni por un momento pensamos en ella como algo más que vulnerable, defectuosa y humana. Como cualquier otra persona en la veintena, le aterra la terrible irreversibilidad de las opciones de vida.

El estudio que hace el filme al personaje es rico y animado, la historia le da a Julie el tratamiento de un libro; primero nos la presentan como la «peor persona» título durante su tiempo en la universidad: es una estudiante laboriosa que comienza la universidad de medicina, luego cambia a psicología cuando se da cuenta de que se preocupa más por la mente que por el cuerpo. Poco después, decide que su verdadera pasión es la fotografía, al final nunca termina de sentar bien sus bases.

Julie está igualmente inquieta cuando se trata de sus relaciones, atravesando aventuras con un profesor y encuentros momentáneos. Establecerse es todo un desafío para el que aparentemente no está preparada. Creo que al terminar la película entendemos que no está o no en sus mejores momentos.

Lo más rico del filme es como vamos viendo la historia adulta de Julie, en uno de los capítulos la vemos en una cita con un extraño en una fiesta a la que no fue invitada, el cual entablan una química bastante peculiar, luego tenemos un entretenido interludio sobre Julie que escribiendo un artículo viral sobre el sexo oral. Cada capítulo se suma a un retrato vibrante sobre Julie, el cual nos va guiando para entender por qué ella es así o en base de que toma sus decisiones.

Pero es todo el filme funciona por la deslumbrante actuación de Renate Reinsve, quien le crea una profundidad a su personaje que la hace sentir indefectiblemente humana, es de las mejores del año y no hay dudas de ello. También hay que mencionar el trabajo de Anders Danielsen Lie, especialmente la escena de la ruptura, esto porque cuesta ver trabajos masculinos con una carga de vulnerabilidad como hace Anders aquí.

No quiero terminar sin hacer mención de dos momentos brillantes: uno cuando finalmente ella se arma de valor para decirle a Aksel que lo deja, y el mundo entero se congela mientras ella corre por las calles de Oslo para encontrar a Eivind y besarlo (así o más romántico). El segundo se produce cuando toma hongos con Eivind y sus amigos, un espectáculo absoluto, creando una secuencia de sueños de alucinaciones en la que Julie finalmente se enfrenta a su padre distanciado.

The Worst Person in the World, es vertiginosa, alegre y, a menudo divertida, está culmina con un final bastante sentimental donde nos damos cuenta de cuánto nos hemos enamorado de cada personaje, especialmente todo lo que ocurre con la relación de Julie y Aksel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.