Animals | Review

El cineasta Nabil Ben Yadir crea uno de los filmes más crueles y radicales del año al mostrar las últimas horas de un joven víctima de un brutal crimen homofóbico, y las horas que siguen a su muerte. 

Animals (2021)
Puntuación: ★★★½
Dirección: Nabil Ben Yadir
Reparto: Soufiane Chilah, Gianni Guettaf, Vincent Overath, Serkan Sancak, Lionel Maisiny Camille Freychet
Vista en Filmin

En ocasiones el cine busca mostrar el realismo que vive la sociedad de la forma más exacta, profunda o incluso cruel, son todos esos adjetivos que podemos utilizar en Animals de Nabil Ben Yadir, un filme que es literalmente un descenso directo a los infiernos de la crueldad humana, que pone al espectador como testigo directo y cercano de las peores atrocidades que puede cometer el hombre intolerante, que deja sacar su cerebro reptil más primitivo.

El filme nos cuenta la vida de Brahim, quien tiene treinta años, es guapo, inteligente, cariñoso, y es atento con su madre y su padre. La cinta nos va a narrar un día en la vida de este joven y como su destino queda en manos de unas personas que juegan a cuestionar la ética y moral. Ese día la madre de Brahim celebra su cumpleaños junto con su familia, amigos y familiares, cuando inicia el filme notamos que el chico parece distraído. Está esperando a un amigo. Las presentaciones lo estresan, ya que al presentar a esa persona que espera puede revelar un secreto que guarda, que el esposo de su hermana ya sabe y entre ellos hay una tensión.

Cuando Brahim se da cuenta de que esta noche no será finalmente les diga a las personas que ama que es gay, huye hacia su trágico destino, uno que lo arroja en el camino de cuatro tipos en un automóvil. La presión sube rápidamente detrás del volante. La imposibilidad de una comunicación efectiva entre Brahim y estos cuatro hombres se convierte rápidamente en abuso verbal y luego físico. en sus manos, la noche toma un giro horrible y eventualmente mortal para Brahim.

Inspirado en una historia real que tuvo un fuerte impacto (el asesinato de Ihsane Jarfi) que, legalmente hablando, fue considerado el primer asesinato homófobo en Bélgica. Animals, lleva al espectador a un viaje por el infierno, donde en ocasiones las imágenes provocan quitar la mirada en la pantalla. Nabil Ben Yadir realiza un trabajo radical, negándose a eludir la violencia e insistiendo en hacerle frente, lo que provoca una incomodidad en quién está observando los hechos.

La cinta está construida en tres partes. La primera ocurre en la casa del protagonista en la fiesta de la madre, acto que nos ayuda a conocer a Brahim, maravillosamente interpretado por Soufiane Chilah. El director trabaja con un formato 4/3 formado por largos planos secuencia que nos sumergen por completo en la vida de Brahim. Descubrimos sus fortalezas y sus debilidades, vemos el amor que lo rodea, las dudas que lo asaltan. 

El formato cambia repentinamente cuando comienza la matanza. El desenlace inevitablemente será fatal, todo el mundo lo sabe, tanto el público como los asesinos. Lo que nos derriba no es tanto la violencia que estamos contemplando, sino la indiferencia, la deshumanización de estas “personas” que, entre golpe y golpe, se la pasan riendo, tomando y celebrando su cruel acto.

La cinta también busca examinar la conducta del ser humano, una conducta que es casi la creación de unos monstruos, esto lo hace en el tercer acto; uno que indaga en lo que viene después de cometer una barbarie así. En un asombroso tercer movimiento, ya que las cuestiones que surgen son ¿puede haber vida después de este crimen, o más bien, ¿cómo puede haber vida después de tal crimen? La película plantea muchas preguntas, pero en particular esta. Es difícil ir más allá de lo que muestra, ya que está tercera parte es la más poderosa, debido a que hay una reflexión, una que confronta al espectador con una violencia especialmente inquietante y sin filtros.

Animals es una obra cruda, no para cualquiera, que nos hará reflexionar por la forma en que aborda las consecuencias de un problema latente en la sociedad. La forma en que el director nos mantiene permanentemente cerca de lo que ocurre, hace que esta experiencia difícil de digerir sea aún más inmersiva y realista.

Leave a Reply

Your email address will not be published.