Apolo 10½: Una infancia espacial | Review

APOLLO 10 ½: la nostálgica aventura espacial en las que nos sumerge Linklater.

Apolo 10½: Una infancia espacial (2022)
Puntuación: ★★★★
Dirección: Richard Linklater
Reparto:  Zachary Levi, Jack Black, Glen Powell, Josh Wiggins, Samuel Davis, Lee Eddy y Bill Wise
Disponible: Netflix

Richard Linklater es uno de los autores estadounidenses más respetados del mundo, con un par de caídas en su carrera, pero que generalmente estrega trabajos que rozan el sobresaliente o derechamente lo son. Este es su primer filme animado desde A Scanner Darkly y mezcla la aventura espacial de un niño con la nostalgia de haber crecido en los años 60’s.

Apollo 10 ½ nos trae la historia del pequeño Stan, el menor de 6 hermanos de un matrimonio de clase media estadounidense, que reflejan el “sueño americano” de la época, cuyo padre tiene un trabajo administrativo en la NASA, del cual Stan suele decir que es mucho más importante de lo que realmente es. La vida de nuestro pequeño protagonista cambia cuando dos agentes de la Estación Espacial se acercan a él para encargarle una misión secreta: ir a la luna, debido a que ellos se equivocaron al construir la nave de viaje y solo un niño cabe en ella.

Y mientras se prepara para esto, es que Stanley nos lleva al verdadero corazón de la película, que no es otro que llevarnos a un viaje nostálgico que es un tributo a su familia y su infancia a finales de los años 60’s, todo rodeado de un relato sobre lo que era vivir en Houston en los años del auge de la carrera espacial, donde el hombre se preparaba para ir a la luna. Y también es en este momento donde Linklater se desarrolla mejor, hablándonos de los problemas del país norteamericano (guerra, racismo, protestas y capitalismo), desde los ojos de un niño y lo hace mucho mejor que el reciente y oscarizado intento de Kenneth Brannagh, Belfast, por ejemplo, dándole un sello que resulta mucho más personal y cercano con la audiencia.

Filmado en formato rotoscopia, donde todos los actores representaron sus partes en una pantalla verde que permite el traspaso a animación, sí podemos decir que la actuación principal del debutante Milo Coy más que aceptable, traspasando su ternura en la pantalla. Igual desempeño tienen todos los actores, pero nadie destaca como nuestro protagonista, salvo tal vez, Jack Black que logra la misma complicidad con el público como narrador de la historia o la versión actual de Stan.

A pesar de ciertos titubeos narrativos que no funcionan, Apollo 10 ½ es una película que debería ser vista, no solo por los fanáticos de Linklater, sino que por toda persona que se considere amante de una buena historia sobre años que no vivió y por supuesto, cualquier nostálgico. Lamentablemente Netflix prácticamente ha enterrado esta película en su catálogo, por lo tanto, es el boca a boca lo que permitirá que no se vaya al olvido la primera gran joya de este 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.