Benediction | Review

La trágica vida del poeta y soldado Siegfried Sassoon, es contada con melancolía y teatralidad en una película biográfica sombría y, a menudo, difícil de ver a cargo del maestro Terence Davies.

Benediction (2021)
Puntuación: ★★★½
Dirección: Terence Davies
Reparto: Jack Lowden, Simon Russell Beale, Peter Capaldi, Jeremy Irvine, Kate Phillips y Gemma Jones
Disponible: VOD Google Play

El maestro Tarence Davis vuelve al cine con un retrato casi sombrío y triste sobre la figura del poeta Siegfried Sassoon, un retrato lleno de autocompasión sobre la vida y sus decisiones. Benediction se desarrolla con una teatralidad estilizada, con escenas interpretadas de manera convencional, imágenes de archivo de la Primera Guerra Mundial, todo adornado con por una fotografía casi sombría adornado con retroproyecciones y superposiciones de las que emerge la figura de Siegfried Sassoon, un hombre que ganó la Cruz Militar por su valentía, pero proclamó con fervor su oposición ferozmente a la guerra, escribió poesía sobre el infierno de las trincheras, ya que después de la guerra vivió un largo anticlímax de oscuridad, decepción y soledad. Jack Lowden interpreta al joven Sassoon y Peter Capaldi a su versión adulta mayor.

El filme busca crear un retrato casi detallado sobre la figura de Sassoon, uno que lo muestra vulnerable y humano, y es por eso que Davis no tiene miedo en mostrar cómo fue su vida, pasando por sus relaciones homosexuales infelices con hombres como Stephen Tennant e Ivor Novello, conocidos por ser jóvenes frágiles y engreídos, brillantes y talentos artísticos, para luego terminar abandonado en un matrimonio infeliz, que Davies retrata como lo más infeliz de lo que podría ser, lo que en realidad pudo haber sido.

El filme por momentos se vuelve un retrato casi insoportable sobre el fracaso: pero un fracaso moral y espiritual, donde la guerra marca al personaje, esto en el terrible sentido sobre las deficiencias personales de Sassoon.Mostrando la humillación de su incapacidad para tomar una posición adecuada contra la guerra. Asqueado por la masacre sin sentido, desobedece las órdenes de manera desafiante, pero su amigo Robbie Ross (Simon Russell Beale), logra asegurarse de que este héroe de guerra condecorado de buena familia no esté sujeto a un tribunal escandaloso, y es enviado a un hospital psiquiátrico militar; donde conoce a un joven llamado Wilfred Owen con quien entabla una relación de amistad sincera, pero las culpas de haber sobrevivido a la guerra lo atormentan y es eso lo que lo lleva a estar enfureciéndose sin sentido contra el mundo. Incluso esas mismas culpas son las que tal vez lo llevan al fracaso de no ser fiel a su propia naturaleza sexual.

Después de la guerra, Sassoon intercambia comentarios amargados y jocosos con sus diversos enamorados: hombres crueles y vanidosos como Stephen Tennant o Ivor Novello encarnado de forma seductora por Jeremy Irvine.

Tarence Davis filma con cautela las emociones de su personaje sin darle la mayor agilidad a lo que intenta crear con su narración, ya que la teatralidad que marca el rito hace que el espectador no termina de comprender qué es lo que exactamente quiere contar el filme con respecto a los temas de la culpa, la vergüenza y el autoescrutinio, todo esto creando a un Sassoon como una figura opaca casi sin una visión, pero es culpa del guion ya que Lowden y Capaldi logran sacar provecho, especialmente Jack Lowden quién brilla más que nadie en el filme, y su participación es lo que hace que la película se eleve. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.