Joe Bell | Review

“Joe Bell’ es un filme dramatico que sucumbe ante mirada superficial sobre la desgarradora historia real de un padre cuyo hijo gay se suicida después de ser acosado.

Joe Bell (2020)
Puntuación: ★★★
Dirección: Reinaldo Marcus Green
Reparto: Mark Wahlberg, Reid Miller, Connie Britton, Gary Sinise, Max Jenkins y Morgan Lily
Disponible: HBO max

La cinta “Joe Bell” habla sobre la redención de un padre que no logro valorar y apoyar a su hijo cuando este le dijo que era gay, tras la muerte de este el hombre decide buscar una forma para pedirle perdón a su hijo, aquí lo interesante es que el actor que lo interpreta es Mark Wahlberg, quien en el pasado se le acuso de homofóbico cuando se revelo que había rechazo un papel en la aclamada cinta Brokeback Mountain, porque no quería hacer una escena de sexo gay, incluso mencionó que eso no era lo suyo.

Ahora casi 15 años después, el actor nominado al Oscar se pone al frente de un proyecto que habla sobre las consecuencias y peligros de la homofobia, toda una búsqueda de redención para una persona que prácticamente había dicho que lo era.

Ambientada en el año 2013, el filme sigue el viaje de Joe de manera no lineal saltando entre los tumultuosos eventos que afligen a Jadin (Reid Miller) y a su padre Joe. Ambos, a partir de un guión sorprendentemente mal escrito por los guionistas de: Brokeback Mountain esto lo mencionamos debido a que la cinta le falta fuerza o emoción a la hora de construir las sensaciones que viven los personajes, especialmente el de Jadin. La cinta decae a grandes tropiezos al sentirse en todo momento superficial ante los traumas que enfrentan las personas homosexuales. Especialmente aquellos que viven en un entorno insular. 

Hay que reconocer que la obra atrapa momentos genuinos y bien representados sobre la vida de Jadin como por ejemplo, cuando esté se une al equipo de porristas y se enamora de Boyd (Blaine Maye), un jugador del equipo de fútbol, ​​su relación solo abarca dos interacciones: un beso furtivo en una fiesta de Halloween y un incómodo intercambio en la camioneta de Boyd, de ahí no hay nada más ya que la cinta no sabe como lidiar con la historia del chico.

Realmente el filme se logra sostener por la actuación desgarradora de Miller, pero el joven actor no puede infundir profundidad al personaje debido a que el guión solo lo define únicamente por su tormento en lugar de la vida que vivió. 

El único personaje mejor construido es el de Joe Bell, que por lógica debería serlo. Joe es un hombre malhumorado y lleno de culpa, este hace un viaje a pie hasta Nueva York hablando sobre bullying escolar porque cree que eso es lo que Jadin hubiera querido, cosa que no queda bien justificada debido al poco desarrollo del personaje del hijo.

Wahlberg logra sacar provecho a la miseria que siente su personaje. En el reparto destaca la presencia de Connie Britton, como la madre; la actriz está totalmente desaprovechada así como su personaje que debería ser la línea del medio entre su hijo y su esposo.

El final es un poco abrupto ya que el director nunca sabe como cerrar correctamente las líneas de las historias. Por otro lado, deja en claro que la misión de Joe, aunque noble, nunca iba a ser suficiente, ya que la culpa del personaje nunca iba a irse o dejar de sentirla. Lo que deja en claro es su mensaje hacia una sociedad que todavía está en cambio y muchos niños homosexuales todavía no son aceptados. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.