La ruleta de la fortuna y la fantasía | Review

El maestro Ryusuke Hamaguchi demuestra una vez más su ingenio como contador de relatos con una colección de tres historias unidas por temas como el destino y el misterio.

La ruleta de la fortuna y la fantasía (2021)
Puntuación: ★★★½
Dirección: Ryûsuke Hamaguchi
Reparto: Kotone Furukawa, Ayumu Nakajima, Hyunri, Katsuki Mori, Shouma Kai, Kiyohiko Shibukawa, Fusako Urabe y Aoba Kawai
Disponible: VOD Google Play

Sin dudas el año 2021 ha sido tremendo para el cineasta japonés Ryusuke Hamaguchi, por un lado a destacado con la magnífica Drive My Car, filme nominado al Oscar, pero también logró destacar con otra película que estrenó en el festival de Berlín de ese año llamada La ruleta de la fortuna y la fantasía, una cinta ingeniosa, lúdica, brillantemente actuada y completamente entretenida compuesta por tres cuentos que abordan los temas el destino, el amor y el misterio de la vida.

Como mencionamos los ejes de las tres historias giran en torno a las ideas del destino, la coincidencia, la identidad, el juego de roles, los misterios del placer y el deseo eróticos. La cinta juega con una mezcla de personajes que comparten sensaciones y emociones muy similares, aunque no existe una conexión formal entre las historias (aparte de los ecos temáticos), el simple acto de yuxtaposición crea algo agradablemente cohesivo, que ayuda al filme a no sentirse desconectado.

El primer cuento, vemos a una modelo llamada Meiko (Kotone Furukawa) yendo a casa en un taxi después de una sesión de fotos con su amiga, una directora de arte llamada Gumi (Hyunri Lee), donde están hablando emocionadas sobre un hombre que Gumi ha comenzado a ver y que suena maravilloso realmente, al mismo tiempo que Meiko habla sobre el chico que le rompió el corazón. Pero cuando Gumi le cuenta ciertos detalles sobre el joven está se pone pensativa y capta que es su expareja, un exitoso hombre de negocios llamado Kaz (Ayumu Nakajima).

La segunda historia, vemos a una estudiante madura llamada Nao (Katsuki Mori), ella está casada y con un hijo, esta tiene una aventura apasionada con un joven estudiante llamado Sasaki (Shouma Kai), que acaba de ser suspendido por su profesor Segawa, un erudito y novelista galardonado. Enojado y vengativo, Sasaki le pide a Nao que intente seducir a este hombre, para que caiga en desgracia, pero el encuentro entre Nao y el profesor genera un impacto en la chica que la lleva a evaluar su propia vida.

Mientras que la tercera, vemos a una mujer llamada Moka (Fusako Urabe), ella es una chica de treinta y tantos que asiste a una reunión de secundaria, después de dicha actividad mientras camina en la estación de tren, se encuentra con la persona que realmente quería ver: una mujer que fue su primer amor. Nana (Aoba Kawai), aunque aparentemente nerviosa y desconcertada, está encantada de verla. Pero conforme van entablando la conversación hacen un descubrimiento que las pone a meditar sobre sus vidas.

Hamaguchi crea tres historias elegantes y divertidas, cada uno de los relatos juega con las emociones y deseos de sus protagonistas: en el primero, Meiko piensa sobre ¿cómo de detener y rebobinar el tiempo? para poder representar una determinada situación o conversación de manera diferente que ella desea poder realizar. En el segundo, Segawa se siente profundamente conmovido e incluso complacido sobre el encuentro con Nao, aunque sabe muy bien las intenciones de está hacia él, por lo cual siempre está luchando en mantener la puerta abierta lo cual refleja el estado incorrecto que carga la situación. Mientras que en la tercera Moka y Nana crean un juego de roles para aliviar su dolor y sus emociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.