Lina de Lima | Review

Lina de Lima hace un retrato obtimista sobre una mujer inmigrante

Lina de Lima (2019)
Puntuación:★★★½
Dirección: María Paz González
Reparto: Magaly Solier, Emilia Ossandón y Javiera Contador
Disponible: MUBI

Una de las cosas que más nos gusta de ver películas es poder encontrar obras que nos lleven a otras culturas, conocer cómo se vive en otros lugares, cómo son esas personas, así entre otros detalles, y vaya que Lina de Lima es todo un viaje cargado de emociones.

El primer largometraje de la directora María Paz González es toda una experiencia para el espectador, debido a que González busca en todo momento alejarse de los típicos clichés al contar las aventuras de una mujer inmigrante peruana que trabaja como empleada doméstica en Chile; la obra es algo bastante original, incluso divertida y hasta un tanto optimista.

La historia arranca cuando Lina se está preparando como cada año para ir a visitar a su hijo y a su madre en Lima durante la Navidad. Ella trabaja para una familia adinerada, principalmente cuidando a una adolescente llamada Clara mientras sus padres están ausentes, ya que siempre están trabajando. 

La vida de Lina es un tanto gris, vive en una pensión, y se siente sola; pero mientras se está preparando para su viaje. Ella empieza a sentir diferentes emociones con respecto al trato a la distancia que recibe de su hijo, por lo cual toma una decisión importante, y es ponerse en primer lugar ella como mujer, ya que su hijo ha crecido y no la necesita.

La cinta busca retratar la vida de Lina que pese a ser triste, llena de pobreza y obstáculos, ella busca ponerle color a través de sus viajes imaginarios donde crea números musicales vistosos que combinan la cumbia peruana con sonidos tradicionales de las distintas regiones de ese país.

Lina de Lima, es una obra dura por lo que cuenta más no como lo hace, nunca juzga a su protagonista por las decisiones que ha tomado ni las cosas que realiza, simplemente el ojo de Paz González es mostrar que pese a todo lo oscuro que tenemos en nuestro mundo, podemos sonreír y ser valientes.

Cabe destacar la actuación brillante y solvente de Magaly Solier, vista en la película nominada al Oscar La Teta Asustada. La actriz logra transmitir todas las emociones que va viviendo Lina como madre y mujer.

Lina de Lima, es una idea genial, creativa, divertida, que invita a sonreír pese a las sensaciones negativas que podamos estar viviendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.