No respires 2 | Review

Esperada secuela del éxito de 2016 «Don’t Breathe», sobre un veterano ciego que lucha contra más invasores domésticos.

No Respires 2 (2021)
Puntuación:★★½
Dirección: Rodo Sayagues
Reparto: Stephen Lang, Bobby Schofield, Adam Young, Brendan Sexton III y Madelyn Grace.
Disponible: Estreno en Cines

La idea de repetir un éxito en el cine es muy difícil, y a lo largo de la historia las secuelas rara vez funcionan y la segunda entrega del éxito de 2016 llamado «No Respires» es prueba de ello, está nueva parte intenta repetir la fórmula de su antecesora, pero carece todo lo original, fresco y brillante que tenía la propuesta de Fede Álvarez, el director de la primera película.

No respires de 2016, trataba sobre un veterano de guerra ciego convertido en una máquina de matar, Norman (Stephen Lang), este se enfrentaba a tres delincuentes en un giro del género de invasión de hogares. En esa película, los ladrones buscaban la manera de saquear su casa en busca de dinero, pero Norman estaba ocultando un secreto bastante oscuro que involucra un sueño retorcido sobre la paternidad que fueron frustrados, cosa que le crea unas capas que hacían al material atractivo.

Pues bien, ahora en la secuela nuestro villano ahora antihéroe (todavía interpretado brillantemente por Lang) ha adquirido de alguna manera una hija, Phoenix (Madelyn Grace). Este la entrena incansablemente en habilidades de lucha y supervivencia, pero rara vez la deja salir de casa. Phoenix vive tan encerrada que sueña con vivir en un centro infantil. Cuando de repente unos matones aparecen para secuestrarla, y se produce un enfrentamiento sangriento, que va revelando secretos para el personaje de Phoenix, debido a que la audiencia lo sabe desde que inicia la película.

Por lo cual el factor sorpresa o giros de guión que tenía la uno, esta los pierde, y cae en todos los tópicos que puede tener un filme clásico del género de gore.

«Don’t Breathe 2» es bastante animada, llena de violencia y acción, pero con una narrativa seca sin mucho detalle (algunos diálogos realmente terribles), que uno no sabe si reir o sorprenderse, incluso hay varias decisiones de guión que no tienen sentido, como lo rápido que llega Norman de un punto a otro con un perro.

Hay que destacar que Rodo Sayagues logra unos momentos brillantes, especialmente todos lo que ocurren dentro de la casa de Norman, los movimientos de cámara y el uso de sonido en esa parte de la película sobresale, ojalá que hubiera continuado esa forma hacia el acto final, que es donde todo lo brillante y bien construido que traía el filme se pierde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.