Review | The Suicide Squad

James Gunn explota con un humor y una extraña violencia de la mano de los chicos malos de DC.

The Suicide Squad (2021)
Puntuación:★★★★
Dirección: James Gunn
Reparto: Margot Robbie, Idris Elba, Viola Davis, David Dastmalchian, John Cena, Jai Courtney, Joaquín Cosío y Joel Kinnaman.
Disponible: Estreno en cines

El Escuadrón Suicida es un filme que busca a toda costa ser diferente a la primera aventura de estos personajes llevados en el 2016, en otros términos, agregarle el «El» al título es simplemente querer darle carpetazo a todo lo creado anteriormente y empezar de cero, si se le puede llamar así.

James Gunn, creador de una de las mejores cintas del género de cómics «Guardianes de la Galaxia de Marvel”, se incorpora como director y coguionista de esta cinta cuyo principal adjetivo calificativo que me sale de mi cerebro es: exagerada, y es que la película es una combinación de imágenes que sobrepasan los límites que nos habían vendidos años anteriores dentro del mundo de los super héroes.

Esta segunda salida del famoso Squad (si no cuentas la aventura independiente de Harley Quinn, Birds of Prey del año pasado) es una película ruidosa, a menudo entretenida, que bombardea nuestras neuronas con imágenes sacadas literalmente del mundo de serie b, pero llevadas a lo más exagerado debido a su presupuesto.

Esta cinta lo que nos deja es a un James Gunn desatado, sin frenos, aquí tenemos la comedia gamberra al estilo de los Guardianes, que mezcla humanos y animales que hablan, hay una violencia extraña pero hilarante, incluido un par de escenas que uno no sabe cómo reaccionar ante lo que estás viendo en pantalla, como cuando vemos un cuchillo clavándose en un corazón que aún late; donde el uso del CGI esta potente y bien utilizado, especialmente en el acto final, como por ejemplo, al momento en el que una cosa gigante corre desenfrenada por una ciudad, mientras nuestros personajes la miran.

Tras una primera misión fallida con otros integrantes, el nuevo Escuadrón Suicida es enviado a una isla latinoamericana llamada Corto Maltese, que está tomada por unos dictadores (aquí es donde está uno de mis puntos negativos del filme, desde mi sentido personal: la cinta hace el retrato estereotipado de las personas latinas) y militares, también tenemos el clásico grupo de guerrilleros revolucionarios y como como no puede faltar tenemos a un científico loco que experimenta con una gigantesca criatura.

Nuestros divertidos y fantásticos personajes que veremos desfilar están: Peacemaker, Harley Quinn, Bloodsport, Rick Flag, Polka-Dot Man, Ratcatcher 2 o el King Sark con voz de Sylvester Stallone, entre otros, unos morirán de camino, alguno con más gracia, pero el chiste del filme es saber quiénes llegan con vida al final.

Tengo que mencionar a la gran Viola Davis, que una vez más, aporta un toque de clase a la franquicia Suicide Squad, como la escalofriantemente manipuladora Amanda Waller, que ahora saca al supervillano Bloodsport de la cárcel para que pueda encabezar una nueva tripulación de inadaptados, desesperados e indeseables. 

El filme vuelve una vez más a ser el espectáculo de Margot Robbie y su tremenda Harley Quinn, que podemos decir que es la mejor película que aprovecha al personaje, incluso tiene la mejor escena de la fiesta.

Gunn crea una cinta memorable, con una crítica nada sutil en contra del gobierno de los EE. UU., pero que nunca profundiza lo que expone y todo queda en la superficie, pero hay que reconocer el esfuerzo de crear algo original, fresco entre todo lo trillado que vemos en el cine comercial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.