Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos | Review

Shang-Chi eleva a Marvel al mundo de las artes marciales

Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings (2021
Puntuación:★★★★
Dirección: Destin Cretton
Reparto: Simu Liu, Awkwafina, Tony Leung Chiu-Wai, Michelle Yeoh y Fala Che
Disponible: Estreno en cines 02 de septiembre

La maquinaria de Marvel sigue sin parar mientras seguimos pegados a Disney Plus con sus series, ahora nos llega su nueva película a los cines. No hay que tapar el sol con un dedo, Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos es una cinta con todos los ingredientes de fórmula de superhéroe que ha venido trabajando la empresa, pero esta tiene un ingrediente adicional que la hace sobresalir entre el vasto contenido de Marvel.

Lo que hace atractiva Shang-Chi es su gran torbellino de colores que se mezcla con explosivas coreografías de lucha y con un repaso atractivo de la cultura china, haciendo un guión dinámico y sorprendentemente ágil.

La historia arranca con un prólogo que nos pone en contexto lo que vamos a ver, haciendo al espectador aterrizar y marcando un punto de partida, todo esa introducción es un despliegue de referencias a varias obras del cine wuxia, tales de directores como Hou Hsiao-Hsien o Zhang Yimou.

Luego nos presentan al personaje de Simu Liu, un tipo «normal» llamado Shaun, vive en San Francisco y trabaja estacionando autos, en su rutina le encanta ir bares de karaoke nocturnos con su mejor amiga, Katy (Awkwafina ), pero todo cambia cuando es sorprendido por unos hombres durante un viaje en un autobús urbano y le quieran quitar un colgante que lleva en el cuello, lo que le obligará a defender su honor y revelar que, de hecho, es el hijo pródigo de un villano milenario (Tony Leung ) anteriormente conocido como el mandarín.

El padre de Shaun se había retirado, pero ahora ha regresado por un simple propósito y es reunir a su familia, especialmente traer de entre los muertos a su hermosa esposa Jiang Li (Fala Chen): entre todo eso también tenemos a la hermana de Shaun, interpretada por una espectacular Meng’er Zhang, y más adelante también conoceremos a la hermana de Jiang Li, una guerra que protege un pasado milenario, interpretado por la leyenda Michelle Yeoh, quien viene a darle elegancia a las filas de Marvel.

Como desarrollo en sí el filme juega en las líneas dinámicas de drama familiar estándar, solo adicionado por los momentos fantásticos que carga la obra. Entre todo ese viaje de reencuentros familiares y secretos, nos vamos sumergiendo en un mundo lleno de fantasías sacadas de las grandes historias que guarda la mitología china; y es ahí donde la película toma una personalidad propia, lo que la hace brillante.

El director Destin Daniel Cretton, llena la pantalla con bestias fantásticas como dragones, asombrosas escenas de acción, especialmente la de la primera parte que es la de ¡ese autobús!, lástima que el filme nunca vuelve a tener una escena tan potente como esa. Como todo Marvel hay varias escenas de humor, que por sorpresa muchas logran funcionar sin sentirse torpes.

Aunque como cinta que juega en su propio territorio, la historia no se aleja de su universo y está en constante aterrizaje con referencias a eventos pasados o con personajes como el de Benedict Wong o el regreso de Ben Kingsley de Iron Man, como el actor Trevor Slatter.

Al final Shang-Chi funciona en todo lo que desarrolla, maneja correctamente lo referente a la cultura china sin caer en burla o parodia, hay un gran respeto, incluso la película los personajes hablan en inglés o en mandarín dependiendo como lo va requiriendo la trama.

Correctamente Shang-Chi y la Leyenda de los Diez Anillos se posiciona como una de las mejores películas del universo de Marvel, un top diez y por encima de Black Panther.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.