«Silkwood» el drama imapactante que valido el legado de Meryl Streep

«Silkwood» es la historia de unos empleados estadounidenses que trabajan en una planta nuclear donde Meryl Streep impacta al retratar a la activista solcial Karen Silkwood.

El legado e impacto de la actriz Meryl Streep es de lo bastante conocido, sus grandes actuaciones son memorables, por las cuales ha recibido varios premios y nominaciones, incluyendo sus 21 nominaciones al Oscar de las cuales ha ganado tres veces la estatuilla. Entre esa larga carrera hay una película que queremos reivindicar llamada «Silkwood» (1983) del director Mike Nichols, donde logró una nominación al Oscar como mejor actriz y compartió créditos con la misma Cher, la cual también fue nominada al Oscar.

Silkwood es una película necesaria y valiente sobre una mujer que llegó a dar su vida por denunciar las irregularidades que se dieron en una planta nuclear en la que trabajaba mano a mano con plutonio, uno de los elementos más radioactivos y peligrosos para el ser humano, si una persona es expuesta a dicho tóxico es prácticamente sentenciado a muerte ya que produce cáncer. Los tipos de cáncer que ocurren más comúnmente son de pulmón, de hígado o de huesos.

La historia muestra cómo los empleados de dicha planta vivían altamente expuestos a dicho producto, sin ningún cuidado claro, y que la empresa encargada solo vivía con el único fin de una producción mayor para obtener mayores beneficios. Lógica Capitalista. Un tema tan espinoso y monótono como este fue tratado por Nichols con respeto y seriedad, pero a su vez construyó un guión de hierro, unos conflictos y unos personajes cinematográficos inolvidables.

En el filme Streep interpreta la historia real de Karen Silkwood, una activista sindical que murió en un misterioso accidente automovilístico después de denunciar la planta nuclear donde trabajaba. La muerte de la mujer fue en circunstancias extrañas y en su momento conmocionó al país de los Estados Unidos.

El filme no se centra literalmente en la lucha de esta mujer por publicar los sucesos que vive, sino lo plasma de una manera natural desde la vida personal y profesional. La cinta nos muestra a Karen como una persona normal, práctica y sencilla, que vive con su amante, un compañero de trabajo, Drew Stephens (Kurt Russell) y su mejor amiga Dolly (Cher). Está separada, tiene tres hijos y trabaja en una fábrica de Oklahoma que utiliza plutonio y óxido de uranio en sus procesos de producción. Un día durante una jornada laboral, una de las compañeras llamada Thelma resulta estar contaminada, por lo cual Silkwood empieza una lucha por la seguridad de las personas en la planta; pero los ejecutivos y los demás compañeros de trabajo no ven con buenos ojos esa pelea.

El guion escrito por Norah Ephron («Algo para recordar», «Cuando Harry conoció a Sally») y Alice Arlen («El peso del agua»), busca en todo momento en mostrarnos el lado humano de los personajes, especialmente de los tres personajes principales, esto con el fin de comprender porque reaccionan de tal manera ante los hechos.

En la película, Nichols nunca intenta endulzar o convertir a Karen Silkwood en una mártir, sino de mostrar la realidad de su vida como una mujer de clase trabajadora impotente pero muy humana y decidida. Como observó Streep en una entrevista de American Film de 1983, “ella no era Juana de Arco en absoluto. Era desagradable en algunos aspectos y, sin embargo, hizo algunas cosas muy buenas”

Silkwood muestra la metamorfosis de Karen de un irresponsable, mujer sin rumbo en alguien que despierta y nota el mundo que la rodea y ansiosa por luchar por una causa. “Mike habló de la película sobre personas que están dormidas en sus vidas y se despiertan ‘ Y así es exactamente como me sentí”, dijo Streep a American Film. “Creo que la película trata sobre la naturaleza humana más que sobre cualquier tema”, dijo Streep. 

El personaje de Karen es tratado con bastante naturalidad y espontaneidad, por lo cual cuando la trama llega al punto de la investigación la forma en que ella se mueve se siente natural, ya que el filme cambia de ritmo, todo lo comentado se sostiene por la brillante actuación de Meryl Streep, quien le aporta una garra al personaje; hay que recordar que este trabajo llega después del triunfo por La decisión de Sophie (1982), por cual el reto era validar su premio y el legado que ya se estaba forjando. Siendo esa la principal razón por la Silkwood es un filme tan importante dentro de su carrera, su éxito venía a reforzar que sus dos premios Oscar ganados en menos de cinco años no fueron una casualidad, sino que era una actriz que podía interpretar cualquier personaje.

“Tengo sentimientos muy espeluznantes si pienso en ello. Mi corazón se rompe por ella. Tenía sólo veintiocho o veintinueve años cuando murió, y fue un verdadero desperdicio. Estoy muy contenta de haber tenido la oportunidad de intentar ponerme en su lugar por un tiempo”, comentó la actriz durante la promoción del filme en 1983.

Después de su muerte, una autopsia reveló que Karen Silkwood tenía contaminación por plutonio en varios órganos. Su familia presentó una demanda civil contra Kerr-McGee luego de la muerte por condiciones de salud y seguridad inadecuadas en la planta que la llevaron a la exposición al plutonio. Después de años de luchas legales, la demanda finalmente se resolvió fuera de los tribunales por $1.3 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.