El páramo | Review

La ópera prima de David Casademunt es una pesadilla que mezcla el terror folclórico con una brillante actuación de Inma Cuesta.   

El Páramo (2021)
Puntuación: ★★★
Dirección: David Casademunt,
Reparto: Inma Cuesta, Roberto Álamo, Asier Flores, Alejandra Howard y Víctor Benjumea
Disponible: Netflix

El Páramo es una producción española recién estrenada en la plataforma de Netflix, siendo una de las primeras películas con las que la reconocida plataforma de streaming le da la bienvenida al año 2022. Esta cinta es la ópera prima de David Casademunt, y es una cintaterror que nos lleva a conocer a una familia en la que destacan la madre y el hijo, quienes llevan su vida tranquilamente y viven alejados de la sociedad, en los papeles principales y haciendo un increíble trabajo actoral, podemos encontrar a Inma Cuesta y a Asier Flores.

La película se ubica en el siglo XiX en España, la tranquilidad y la paz de esta familia se verá aturdida cuando una noche, un visitante cuenta una antigua leyenda sobre una misteriosa criatura que tiene el rostro hundido, y que vaga por el mundo alimentándose del miedo de las personas más frágiles, a partir de ese momento, empiezan a ocurrir una serie de eventos aterrorizantes que pondrá en peligro la seguridad de los personajes principales de la cinta.

La leyenda de esta bestia es como si un testigo de Jehová nos relata la leyenda de Slenderman o el de The Empty Man, detalle es lo que mejor funciona en el filme, ya que David Casademunt sabe jugar con los elemento que tiene para que el espectador sienta como el joven Diego la va viviendo, esto debido a la forma en que Salvador, con voz triste y moraleja incluida cuenta el relato.

Este filme está repleto de contrastes que ayudan a que la historia ofrezca una visible maduración del personaje interpretado por Asier Flores, mientras que sucede todo lo contrario con el personaje que interpreta Cuesta, a pesar de que la película arranca con un muy buen ritmo y logra que el espectador se vea atraído por lo que está viendo, llega un momento en la que empieza a redundar y a darle muchas vueltas a lo mismo logrando que se estanque y se vuelva repetitiva.

Sin embargo, ese detalle es casi perdonable, ya que El Páramo no se basa demasiado en trucos obvios. No hay muchos sustos de salto. De hecho, durante la mayor parte del tiempo, ni siquiera hay un monstruo, e incluso cuando lo hay, nunca estás seguro de que sea real o imaginario. La cinta siempre hace que estemos enfocados en Diego y Lucía, y en como uno o quizás ambos pierden el control. Es aquí donde la película es admirable.

A pesar del retroceso que da la película, merece que se le dé una oportunidad ya que logra que nos identifiquemos con los personajes y que nos interesamos mucho en la pesadilla que ambos están viviendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.