La casa oscura | Review

La Casa Oscura ofrece un terror implacable sobre el retrato inquietante del dolor. Una de la mejores pelicula de género del año

The Night House (2021)
Puntuación:★★★★
Dirección: David Bruckner
Reparto: Rebecca Hall, Sarah Goldberg, Vondie Curtis-Hall, Stacy Martin, Evan Jonigkeit y Allie McCulloch.
Disponible: Estreno en cines

Sin dudas podemos decir que La Casa Oscura es una de las películas de terror del año; un filme que camina por los mismos ritmos de obras del género de lo últimos años como son The Witch, Hereditary o Saint Maud, todas obras que no juegan por las líneas del susto barato, si no que su horror es más corporal por llevar a sus protagonistas a la locura más chocante, y vaya que La Casa Oscura lo consigue.

Como dijimos La Casa Obscura es una delicia visual pero su poderoso manejo de sonido hace que sea toda una experiencia, que podemos afirmar es una visita obligada para los fanáticos del terror, una de las mejores películas del género de 2021.

Rebecca Hall entrega una actuación arrolladora que eriza la piel por momentos, en una historia de fantasmas a la antigua donde se van revelando verdades inimaginables después de una pérdida impactante, donde desde el primer plano no sumerge en un estado ánimo melancólico y deprimente sin perderlo nunca.

El director David Bruckner (The Ritual) desliza con una precisión su cámara a través de los rincones de una casa que es casi un laberinto donde vamos conociendo a una mujer que afronta un duelo de un ser querido que se suicidó y ella no logra la forma en lidiar ante su ausencia, pero conforme va buscando respuestas por el acto que cometió, ella va descubriendo una verdad retorcida que la hará dudar de la realidad en la que vive.

Beth (Hall) se ha quedado aturdida por el repentino dolor, y es el tipo de dolor que viene con ira, ella está furiosa con su esposo Owen (Evan Jonigkeit) por tomar el bote una mañana y pegarse un tiro en la cabeza. Según los informes, no mostró signos de depresión, como ella dice en un momento, eso era lo suyo, así que Beth intenta seguir con su vida diaria como maestra. Mientras va sacando a su esposo de la casa, en un momento abre unas cajas, donde descubre algunas posesiones inusuales de Owen, entre ellos algunos libros que parecen ser sobre ocultismo y artes oscuras, estos tienen unas notas al margen, escritas por su difunto esposo. Por lo que va iniciando una sensación extraña en ella.

Mientras tanto desde la muerte de su marido, Beth se ha quedado sola en la casa del lago donde vivían juntos, ella empieza a padecer de sonambulismo y a tener pesadillas con su esposo y con la casa, como si la estuvieran guiando a lugares de la casa, incluso a otra «casa espejo» al otro lado del lago que le empiezan a revelar secretos de Owen.

Hall transmite hábilmente una mezcla de ira, dolor y confusión, que capturan lo que es quedarse atrás por un suicidio, donde las preguntas nunca pueden tener respuestas concretas y los seres queridos naturalmente se sienten heridos por la decisión de quedarse solo sin saber que sentía esa persona o porque tomo esa decisión. La actuación de la actriz es impresionante, logra cruzar por todas las etapas del duelo de una manera inquietante, incluso a generar incomodidad en el espectador; de verdad que el trabajo de Rebecca Hall está a la altura de actrices como Nicole Kidman en The Others, de Toni Collette en Hereditary o de Lupita Nyong’o en Us.

La cinta explora la idea de que siente una persona cuando un ser muy querido decide quitarse la vida, por lo que es natural querer respuestas y creer que ocultaba algo, así que el argumento central del filme es ¿Qué estaba ocultando Owen a su esposa y amigos? Sin estropear nada, fue mucho. Incluso los oscuros secretos de Owen cambian de forma a lo largo de esta historia que te van dejando perplejos.

Si hay un detalle del por qué el misterio de La Casa Oscura es fascinante, cala totalmente en el último acto, donde las revelaciones finales son un poco difíciles de conectar, por lo que puede que a muchos les cueste entender, ya será decisión del espectador creer si todo lo que descubre Beth ocurrió o está en su cabeza como manera de odiar y justificar la muerte de Owen.

Un punto brillante del filme es como la atmósfera nunca se pierde, los ritmos del como vamos viendo la historia la hace todavía más profunda, logrando que al final comprendamos que el duelo es un estado de ánimo aterrador. Especialmente de noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.