Moneyboys | Review

«Moneyboys » de CB Yi es una película sobre la prostitución masculina en China donde el protagonista vive con una confusión interna entre ser gay y su amor hacia su familia.

Moneyboys (2021)
Puntuación: ★★★½
Dirección: C.B. Yi
Reparto: Ko Kai, Chloe Maayan, Yufan Bai, J.C. Lin y Qiheng Sun
Disponible: MUBI

 «Moneyboys» se gana el título de ser una de las películas más interesantes del 2022 debido al tema que trata; claramente no es el primer filme que aborda temas LGBTQ o la prostitución masculina, sino debido a que toma esos dos puntos y los lleva a la cultura orienta, específicamente en China, un país donde todavía ser gay es un tabú y viven en régimen de censura, así que ver una cinta tan abierta sobre está ayuda a darnos una visión de cómo se vive en dicho lugar y como ser homosexual en China.  

El director CB Yi, como podemos suponer para hacer esta cinta no vive en dicho país, actualmente está radicado en Austria, y pudo financiar el filme como capital extranjero.  

Ambientada en el sur de China, aunque rodada en Taiwán, Moneyboys es una película de contrastes. Los brillantes colores neón de las camisas hawaianas y las coloridas imágenes dentro del encuadre sugieren un ambiente de fiesta, que contrasta con la quietud del encuadre y una cámara que está en constante observación antes los eventos que van ocurriendo, creando una atmósfera melancólica, ya que nuestro protagonista vive en un estado triste, sin rumbo y con miedo. El mostrar dichos encuadres de esa forma es muy audaz y funciona, ya que refleja muy bien las emociones de Fei, un hombre joven, atractivo y elegante, aunque un poco inseguro; este mantiene una relación con Xiaolai, un estafador astuto y exitoso.  

La policía está constantemente detrás de él, tratando de reprimir la prostitución masculina en China, y esto significa que Fei está constantemente en movimiento. Nunca se le permite ser él mismo, aunque reconoce que su voluntad de violar la ley lo convierte en un bien valioso. 

Las emisiones de Fei son el eje principal de la película, ya que vemos el viaje de este en cómo afrontar su realidad, en cómo sentir el desprecio de su familia por ser gay, pero le aceptan el dinero que les envía, en cómo no saber manejar sus relaciones sentimentales con aquellos chicos que quieren estar con él, como es el caso de Long, su amigo de la infancia que lo sigue a la ciudad luego de una visita a su familia.  

Fei ve como él se convierte en un protector hacia Long, y su relación empieza a ver una luz, pero el mundo se complica cuando se topa nuevamente a Xiaolai, a quien Fei todavía ve como una especie de guardián, es completamente predecible hasta un poco detestable ya que vemos como Fei intenta sabotear su relación con Long. 

La película nunca termina de explorar todas sus bases, ni hace más interesante al filme que lo que construye, pero se entiende: estamos frente a un protagonista solitario, que vive en un mundo de contradicciones, dominado por la culpa. No es fácil ser gay en una sociedad homofóbica y represiva. 

Claramente no podemos juzgar a una película por lo que hubiéramos deseado que fuera, pero viendo lo que nos presenta CB Yi, Moneboys, es lo bastante llamativa al mostrarnos una realidad que muy poco se habla. Su denuncia social es lo más llamativo aquí, y en ese sentido la cinta logra una indudable solidez narrativa y visual. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.