Moonfall | Review

Halle Berry y Patrick Wilson son dos astronautas que intentan salvar la Tierra de la caída de la luna en esta locura que no la salva nadie.

Moonfall (2022)
Puntuación: ★★
Dirección: Roland Emmerich
Reparto: Halle Berry, Patrick Wilson, John Bradley, Charlie Plummer, Donald Sutherland y Stephen Bogaert
Disponible: Estreno en cines

Siguiendo con las ideas de destruir el planeta, la tendencia sobre el fin de los tiempos es un tema que vemos bastante en la pantalla grande y justo antes de navidad, Adam McKay lanzó su sátira apocalíptica estelar Don’t Look Up, donde la negativa de la clase política y los medios de comunicación nos llevaban a la destrucción y también vimos la comedia británica con Keira Knightley llamada Silent Night, donde un grupo de amigos deciden pasar el último día antes de que llegue unos tornados cargados de un material que los provocará la muerte.

Con esos dos proyectos de gran calidad y de sentido crítico antes visto solo con unos meses de diferencia nos llega otro filme pero con proporciones gigantescas; Moonfall, cuya película que forma parte del género «desastre», bien establecido, que, paradójicamente, señala su falta de preocupación sobre su construcción de destrucción, pero cuya diferencia a los otras dos cintas mencionadas desde el minuto uno sabes que tendremos final feliz, en lugar de la sátira o creando una conciencia en el espectador.

Moonfall, es una cinta 100% palomitera con todo lo bueno y malo del caso, es ahí donde entra la mano de su director Roland Emmerich, un maestro desde hace mucho tiempo en este tipo de películas (no en el buen sentido de esa oración). Pero aquí la tontería formulada pseudocientífica es simplemente agotadora.

En sí, la trama va de que la luna se está alejando de su eje hacia nosotros, causando una catástrofe ambiental en la Tierra. Un antiguo funcionario de la NASA, interpretado inevitablemente por Donald Sutherland (sal de aquí, está no es tu familia), confirma entre susurros esta terrible verdad. Patrick Wilson, interpreta al astronauta inconformista Brian Harper, quien fue despedido injustamente por supuesta incompetencia al destruir un satélite 10 años antes, aunque en realidad fue su heroísmo lo que salvó la vida de su colega Jo Fowler (Halle Berry), quien ahora es un miembro de la NASA.

En otra línea, un loco bicho con extrañas teorías sobre la luna está comenzando a ganar terreno en línea: este hombre es llamado KC Houseman, interpretado por John Bradley (Samwell Tarly de Game of Thrones), su personaje es tan cliché que da pena seguir hablando de él.

Muchos de los elementos con los Emmerich le gustan jugar están aquí, pero ninguno funciona bien, la trama se siente apresurada, nunca desarrolla la historia ni a los personajes; de los secundarios ni hablar no tienen importancia, y sus parecencias son un mero peón para ejecutar la trama, que mientras más avanza más se va hundiendo la película, en el mejor de los casos se va destruyendo.

Los giros o las revelaciones dan tanta risa, que cuando llega el acto final es un despropósito gigante debido a las alocadas ideas que plantea el filme, detalles que la cinta nunca se plantea cuestionar o indagar, es como si mezclaras ideas de Matrix con elementos de transformers.

Pero a pesar de todas las fallas Moonfall, es lo bastante entretenida en los momentos que lo quiere ser pese a dejarte sordo con el exceso de sonido que utiliza en ciertos momentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.