Nine Perfect Strangers | Review

Nine Perfect Strangers una serie de sobredosis, emociones y una Nicole Kidman que define el concepto de belleza en busca de la paz

Nine Perfect Strangers (Miniserie) (2021)
Puntuación: ★★★★
Creador: John-Henry Butterworth y David E. Kelley 
Reparto: Nicole Kidman, Melissa McCarthy, Michael Shannon, Luke Evans, Regina Hall, Bobby Cannavale, Samara Weaving, Asher Keddie y Manny Jacinto
Disponible: Prime Video

Basada en el best-seller de Liane Moriarty, Nine Perfect Strangers es la nueva serie del equipo detrás de la aclamada Big Little Lies, historia que nos transporta a las sombrías vidas de varias personas encerradas a un hermoso lugar que promete nada menos que transformación total. La historia está ambientada en un retiro de bienestar exclusivo y de lujo, que lo vamos a conocer como Tranquillum House, donde la líder del retiro es la fascinante Masha, interpretada por Nicole Kidman.

La serie juega con la idea de un reinicio completo en un resort de lujo, donde para cualquiera esa propuesta es tentadora. Pero este no es un retiro de bienestar ordinario, el misterio y el espejismo juega un papel crucial, y la vida de nuestros protagonistas se pondrá al límite, donde su pasado será la prueba para sanar.

Para empezar, los nueve invitados (un elenco increíble: Melissa McCarthy, Michael Shannon, Luke Evans, Bobby Cannavale, Regina Hall, Samara Weaving, Melvin Gregg, Asher Keddie, Grace Van Patten, Tiffany Boone y Manny Jacinto) que han sido especialmente seleccionados intencionalmente por Masha, y cada uno está lidiando con varios problemas emocionales.

Nine Perfect Strangers juega con las ideas de los retiros, y en como las personas van interactuando entre ellos y con su gurú, personas que ayudan a sus participantes a superar cualquier obstáculo en la vida o defecto de personalidad que los esté frenando para crecer. En este caso el retiro Tranquillum House, irá explorando ese camino, incluso iremos navegando en el misterio que rodea a Masha, una líder que podría ser una genia absoluta o una charlatana aterradora. Siendo el hilo narrativo más atractivo de la serie, por lo cual la actuación de Kidman es el principal enganche de la miniserie.

Masha, es rusa (es difícil saber si el acento es bueno, pero suena un poco extraño al principio), siempre está vestida con vestidos sueltos de color pálido, y es muy delgada y sin edad. Tiene el pelo como si fuera la reencarnación de Galadriel. La actriz saca todo el provecho a su físico para crear esa aura mágica y de misterio que transmite la mujer.

La mística Masha, era una directora ejecutiva corporativa que trabajaba duro antes de que una experiencia cercana a la muerte y la empujara hacia una vida llena de iluminación, por lo cual dejó atrás su antigua vida y fundó el centro de retiro, donde tiene un método de sanación bastante particular que va desde ayuno, excavación de tumbas y uso peculiar con drogas alucinógenas.

Pero lo que hace caminar a la serie, no es el misterio ni el pasado de Masha, si no sus huéspedes, sus problemas familiares, psicológicos y de autoestima. Aquí tenemos una familia que está de duelo por el suicidio de su hijo. Otro es adicto a los medicamentos recetados después de que una carrera deportiva descarrila. Otra que no puede recuperarse del dolor de un matrimonio fallido. Una mujer con una autoestima por el suelo, una pareja de jóvenes hermosos y perfectos que no han sabido conectarse, y un hombre que no sabe lidiar con sus demonios.

Cada invitado carga con varias heridas, con secretos y todos son vulnerables, haciendo que lo más atractivo de Nine Perfect Strangers sea ver en qué punto estas personas se quiebran y rompan la paz que tanto están buscando. Incluso el personal aparentemente perfecto tiene su punto de quiebre.

Aunque el programa tiene un fuerte elemento de misterio y suspenso (¿quién envía mensajes amenazantes a Masha? ¿Y quién es Masha en realidad?), es el viaje humano de los extraños hacia el «bienestar» la parte más convincente de la serie, y sin dudas todo ese motivo hace que Nine Perfect Strangers una de las series del año.

Otro punto fuerte son las actuaciones, como dijimos Kidman sobresale como Masha, pero los arcos argumentales de Michael Shannon, Asher Keddie y Regina Hall son los más potentes, y se roban la serie, especialmente Shannon, es el que más destaca y tiene varios momentos que te dejan atónitos. Hacia el final Regina Hall cobra bastante potencia y tiene una de las escenas más crudas de la temporada.

Nine Perfect Strangers es absolutamente interesante. Cada personaje comienza como un cliché, pero a lo largo de los episodios se vuelve más profunda, más compleja hasta llegar a un punto que como espectador comprender sus emociones. Es verdad que ver la vida de gente rica y privilegiada hace que no conectemos al cien en sus penurias, pero sus conflictos humanos es lo que atrapa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.