Oscar 2022: Mejor Banda Sonora (Análisis y predicciones)

De las categorías técnicas hay dos que siempre destacan por ser de más fácil entendimiento en el público en general, esas son «Mejor Canción» y «Banda Sonora / Música Original», una por ser interpretada principalmente por algún artista famoso o por generar una emoción en la película y la otra al resonar en los sentidos de las personas, un ejemplo reciente es la partitura de la actual película de «Batman» que hasta Tik Toks ha generado.

Nominadas a Mejor Banda Sonora o Música Original

  1. Don’t Look Up – Nicholas Britell
  2. Dune – Hans Zimmer
  3. Encanto – Germaine Franco
  4. Madres paralelas – Alberto Iglesias
  5. The Power of the Dog – Jonny Greenwood

Una de las categorías más apasionantes y que la Academia ha decidido dejar fuera de la gala. Este año tenemos nombres consagrados dentro de la industria como Hans Zimmer o Nicholas Britell que siguen agrandando su legado. Tenemos nombres respetados por su carrera como Alberto Iglesias o Jonny Greenwood que este año también compuso la partitura de «Spencer»; entre las sorpresas está Germaine Franco que secuela por su trabajo de «Encanto».

Iglesias logra su cuarta nominación al Oscar y la primera de la mano de Almodóvar luego de trabajar casi toda una vida con el director español, y sus partituras son parte de la marca del aclamado director, por lo cual, de las cinco nominadas, la de Iglesias es la que tiene un estilo propio que no la puedes escuchar en otra obra. La música de «Madres Paralelas» juega con los ritmos de la película en un tono casi de thriller psicológico que se rompe con los sonidos del piano en los momentos amenos de los personajes. La dupla de Iglesias y Almodóvar brilla más que nunca, aquí cada partitura subraya las intensidades del personaje de Cruz que es un melodrama, siendo su principal valor: la personalidad y la música que compone Iglesias al melodrama.

Si de compositores hablamos, Jonny Greenwood debería ser nombrado «compositor del año». Dos trabajos diferentes que elevan el material. No hay mejor compositor para retratar la angustia, la claustrofobia o el encierro como él, quien regresa a los Oscar luego de su mejor trabajo (hasta la fecha) «El hilo fantasma”. Aquí la música de Greenwood acompaña al guion de Campion a la hora de apelar a la sutiliza y al subtexto, que al unirlas con la fotografía logra que todo tenga un mayor sentido. El compositor juega con los sonidos de las cuerdas de la guitarra para crear la complejidad de los personajes, por momentos son ritmos suaves, pero cuando se eleva la tensión ese sonido se eleva, creando una sensación de que algo va a pasar. Personalmente debería haber estado nominado por «Spencer» donde Greenwood da una clase magistral de como la música es un personaje más dentro de la trama.

Britell logra sacar carta alta con en lo nuevo de McKay, quien suele creerse más inteligente que el espectado con guiones, cuando en ocasiones desde un inicio sabemos todo, pero para sorpresa de nadie McKay lo cree de nuevo, y aquí no hay sutileza, ni ingenio o profundidad emotiva. Don’t Look Up, es una sátira estirada a más no poder, pero Britell logra sacar mejor nota que su director, y toma el control del juego y con su música logra equilibrar la sátira que guion no puede. El compositor acierta todas las líneas, sabe cuándo subrayar la ironía, o cuando crear emociones en un guion que no las tiene. Si ganará Britell sería el mejor regalo y la recompensa por salvar un material, además de que el 2021 compuso una de las mejores partituras del año que fue en «The Underground Railroad«.

Germaine Franco brilla por muchos aspectos. Su nominación es de aplaudir. Por un lado, es la sexta mujer y primera latina en ser nominada en la categoría, y hay que sumarle que es la primera mujer en firmar una partitura en una película de Disney en solitario. El trabajo de Franco brilla a la hora de llevar los sonidos y ritmos de la cultura colombiana a la película que por momentos no destacan debido a que las canciones tienen más peso dentro de la historia y se nota mucho la mano de Miranda. Su trabajo destaca más en los momentos más mágicos de la obra como los de «Casita». Puede que sea el trabajo menos lúcido de los nominados, pero el éxito mundial de la cinta y el arrastre que repercute «We Don’t Talk About Bruno» le pueden dar la mano.

Hans Zimmer ya sabe lo que es subir al escenario a recoger un premio y de los cincos nominados cuando escuchas los cantos de Dune sabes que Zimmer. Es verdad que la música del compositor dentro de la obra no destaca más de lo que debería, pero si eleva la escena, cosa que es lo más importante. Zimmer juega con lo que mejor sabe hacer, que es tomar una serie de instrumentos entre ellos (la gaita, el dungchen tibetano, el duduk, la guitarra), y mezclarlos con Cubase. Cada uno fue utilizado en diferentes espacios como cada casa o cada lugar para que no se sintieran repetidos. Villenueve le dio una gran libertad a Zimmer detalle que se nota bastante dentro de todos los trabajos del maestro hasta la fecha. Su trabajo destaca un poco más que las otras nominadas debido a la magnitud de las imágenes que vemos en pantalla, misma que le aportan magia a la ya mágica obra que es Dune, y sin dudas eso destaca por mucho. 

Ganará: Hans Zimmer por Dune

Debería ganar: Alberto Iglesias por Madres Paralelas

Puede ganar: Jonny Greenwood por The Power of the Dog

Debería estar nominado: Jonny Greenwood por Spencer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.