Playground | Review

«Playground» es una obra tremendamente emotiva que invita a la reflexión sin adornos sobre la crueldad que pueden tener algunos niños y sobre todo la negligencia de los adultos. 

Playground (2021)
Puntuación: ★★★½
Dirección: Laura Wandel
Reparto: Maya Vanderbeque, Günter Duret, Karim Leklou, Laura Verlinden, Léna Girard Voss, Thao Maerten, Laurent Capelluto
Disponible: VOD Google Play

Contra todo pronóstico Playground te marca y te deja sin aliento ante sus imágenes; debido a que crea una retrato tan cercano e íntimo sobre el día a día de unos niños en un patio de la escuela que abusan física y emocionalmente de otros niños.

Playground es un filme que busca dar un mensaje directo y rotundo, sin tapujos y sin rodeos sobre la violencia que pueden vivir los niños por parte de otros, y la forma de hacerlo para sentirlo más real o mejor dicho más natural, el filme está rodado casi en su totalidad desde la altura de sus jóvenes protagonistas, haciendo que el espectador se sumerja en un mundo (el título original en francés de la película es ‘Un Monde’) de malestar aparentemente irrevocable, que nos agarra desde el primer fotograma y rara vez deja de enfocarse en el sufrimiento de estos.

Como decimos, la obra toca un tema muy difícil e incómodo pero brilla debido a la sensibilidad con la que lo expone, a eso hay que sumarle las extraordinarias actuaciones de los dos niños, ambos brillan por la naturalidad que proyectan,

 El filme sigue la historia de dos niños, Nora (Maya Vanderbeque) de siete años y su hermano mayor Abel (Günter Duret), ambos se muestran reacios a dejar a su padre para ingresar a la escuela. Abel le asegura a Nora, un poco más aterrorizada, que todo irá bien. En la primera escena vemos al papá que está dispuesto a acompañar a Nora hasta la puerta, pero la voz de un empleado casi invisible ante la cámara le dice que los padres no pueden hacer eso. Una vez que la escuela toma el foco principal, vemos como la institución es incapaz de imaginar, y mucho menos amortiguar la crueldad arbitraria que está ocurriendo en su patio de recreo. 

La cinta se centra prácticamente en la mirada de Nora, quien al inicio le va costando adaptarse a la escuela, pero conforme ella lo va haciendo, está se va percatando de los niños mayores están maltratando a su hermano, como por ejemplo cuando ve que le hunden la cabeza en un inodoro o lo tiran a un basurero. Ella intenta decírselo a su padre, pero Abel no la deja, se lo impide; siendo este uno de los puntos que la cinta intenta explorar ¿Cuándo alertar a las autoridades sobre un problema para mejorar una situación pero si toman cartas en el asunto la pueden empeorar? 

Dentro de ese punto, la cinta hace una crítica hacia los adultos, en este caso los profesores, que aquí algunos solo intentan mantener el orden, mientras que otros intentan brindar atención individual, pero al final la negligencia de estos es bastante evidente.

Playground es una obra corta, solo dura 72 minutos, pero logra aprovechar el tiempo suficiente para mostrar cómo las personas que son maltratadas pueden volverse para dañar a otros, solo para tener una apariencia de control. Las implicaciones son realmente inquietantes y es por eso que el filme logra tener un valor destacado pese tener algunas fallas al solo querer mostrar una cara de la moneda sobre el abuso en las escuelas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.