Review | Schmigadoon!

La nueva serie Schmigadoon de Apple Tv+ es una brillante parodia de los musicales clásicos

Schmigadoon! (T1) (2021) visto 3 episodios
Puntuación:★★★★
Creadores: Cinco Paul y Ken Daurio
Reparto: Cecily Strong, Keegan-Michael Key, Kristin Chenoweth, Aaron Tveit, Alan Cumming, Ariana DeBose y Jaime Camil.
Disponible: @appletv

Es verdad que no todo lo que se estrena en las plataformas de streaming es para uno, por ejemplo para nosotros «Cobra Kai» no es de mi gusto personal y es por eso que de entrada hay que aclarar que Schmigadoon, lo nuevo de Apple TV no es para el paladar de cualquier persona.

Schmigadoon! es para los que disfrutan los musicales al más puro estilo de Broadway, o los grandes musicales que han marcado al cine, desde que entran los créditos de apertura sabemos que lo que vamos a ver es un musical puro y directo, con esencia a los grandes clásicos de los 40 o 50.

La serie está compuesta de seis (visto 3) episodios, aquí vemos a Melissa y Josh, dos médicos de Nueva York que se embarcan en un viaje de campamento diseñado para acercarlos más, ya que están viviendo una crisis de pareja, ambos se pierden en el camino y se encuentran varados en la ciudad de Schmigadoon, un pueblo que pasan cantando a cada minuto. A pesar de sus continuos esfuerzos, no pueden irse hasta que encuentren el amor verdadero, lo que desata una locura debido a que significa que Melissa y Josh no están tan enamorados como ellos piensan.

Las canciones originales de la serie, están escritas por el creador Cinco Paul, y se remontan a los clásicos musicales de las décadas de 1940 y 1950, ¡como Oklahoma!, El Rey y yo, Show Boat y, sí, por supuesto, Brigadoon. Los números musicales son grandes y atrevidos con bailes fantásticos que te enamoran.

Las letras de los temas son astutas e incluso un poco políticamente incorrectas. Cuando Melissa y Josh se topan por primera vez con la ciudad, se les dice en verso que es una ciudad donde «los hombres son hombres y las vacas son vacas». Danny Bailey (Aaron Tveit, entregado a más no poder) es, como al programa le encanta decirnos, que es con la lengua firmemente en la mejilla, un «rascalino» y claramente el tema con que lo conocemos lleva de título «You Can’t Tame Me», con eso dice todo.

Con sus fondos falsos bidimensionales de color pastel, Schmigadoon es una serie imperdible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.