Review | The Painter and the Thief

Un documental donde la ficción supera la realidad

The Painter and the Thief (2020)
Puntuación:★★★★
Dirección: Benjamin Ree
Documental
Disponible: @mubilat

Realmente no sabía lo que iba a encontrar cuando me senté y empecé a observar “The Painter and the Thief”, un fascinante documental noruego que narra el vínculo improbable pero resistente al tiempo entre una joven artista y un criminal de carrera, mismo que le robó dos de sus grandes lienzos, y que el día del juicio ella se le acercó para preguntarle el por qué se los había robado, lo que él le contesta que no sabe, que solo los vio y les gusto.

El segundo documental de Benjamin Ree, después de Carlsen, crea un retrato en su extraña pareja de dos inadaptados sociales en la confusión reunidos por circunstancias reales que la mayoría de los escritores de ficción rechazarían por demasiados artificiales, pero aquí la realidad supera la ficción y lo que vemos realmente “ocurrió”, lo pongo así debido a que uno por momentos puede cuestionar dicha veracidad, pero creemos en el material.

La película tiene una naturaleza inusual y positiva, siendo esa su principal fortaleza que calza atreves de dicha observación que hace el lente del director y logra que podamos ir comprendiendo a los dos seres y en como por ejemplo se le ablanda el corazón a la pintora, la emigrada checa Barbora Kysilkova, hasta el punto de que quiere conocer al hombre que le robo. Como resultado, Karl-Bertil Nordland se convierte en el coprotagonista de la película. En la mayoría de los aspectos, el tipo de 30 y tantos encaja con la descripción de un criminal drogadicto: densamente tatuado hasta el cuello, es un skinhead que ya ha pasado ocho años en prisión y está tan desvinculado de la responsabilidad por sus actos que afirma que no tiene idea de lo que pasó con las pinturas que robó.

El relato de Karl-Bertil sobre su vida criminal es deslumbrante: abandonado por su madre y criado, si se puede llamar así, por un padre en su mayoría ausente, el joven se convirtió en parte de un grupo delictivo a una corta edad y es por eso que termina llorando frente a un retrato que le hace Barbora y esa es la escena con la que se te queda esta película, la crudeza y sensibilidad de las imágenes dicen mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.