This Is Us (T5) | Review

‘This Is Us’: La familia Pearson demuestra cómo las historias pueden incorporar el COVID en su narrativa

This Is Us (Temporada 5) (2021)
Puntuación: ★★★½
Creador: Dan Fogelman
Reparto: Mandy Moore, Milo Ventimiglia, Chrissy Metz, Justin Hartley, Sterling K. Brown, Gerald McRaney, Susan Kelechi Watson y Chris Sullivan
Disponible: Star Plus

Para los amantes y fans de la aclamada serie This Is Us la espera ha sido larga desde que vimos la cuarta entrega, pero gracias a la llegada de Star Plus a finales de agosto teníamos una cita pendiente con la familia Pearson y así conocer que estaba ocurriendo con la enfermedad de Rebeca, los traumas de Randall y especialmente que iba a pasar con Kevin; pero lo más curioso era saber cómo el programa iba a enfrentar los estragos de la pandemia, y para sorpresa This Is Us ha sido hasta el momento el mejor programa o película que ha sabido reflejar ese detalle.

Los guionistas de This Is Us, hicieron algo arriesgado pero muy bien construido, ellos incorporaron la pandemia en su narración. Dicha decisión le agregó una frescura al relato, y busco reflejar una realidad más cercana de muchos espectadores, que como resultado uno logra empatizar mucho más con sus personajes.

Pero como sabemos el programa siempre ha jugado con las líneas de tiempo, por eso el incorporar la pandemia en la línea central y estar jugando con los flashbacks y flashfoward que ofrecen una sensación de normalidad era el principal reto de esta nueva temporada. Es por eso que vemos como los tres hijos deben lidiar con las realidades del COVID mientras cumplen 40 años, creando escenas que saltan a través de los primeros meses de la cuarentena, utilizando la pandemia tanto como un recurso (la noticia susurrada por Beth de que Tom Hanks «se contagió de corona») o como para la construcción del personaje de Kevin con Madison quienes deciden ponerse en cuarentena, lo que acelera la intimidad emocional en su relación y los llevan a tomar decisiones que se irán hilando a lo largo de la temporada. 

Otro detalle con el que jugaron los guionistas fue el uso de la cabaña familiar como un espacio de seguridad para Rebecca y Miguel, así que utilizar la historia que venían construyendo en la temporada 4 y fusionarla con la realidad; pero hay un pequeño detalle que genera un conflicto con respecto a la entrega anterior tanto en cronología como en sucesos, especialmente en el que Rebecca se confunde y en definitiva Kate y Kevin no estarían teniendo una pequeña charla sin máscara con un policía dentro de su cabaña en plena cuarentena. Pero a estas alturas vamos a pasar por alto ese descuido.

Junto con la pandemia, la quinta temporada abordaba el renovado activismo Black Lives Matter que sucedió en respuesta al asesinato de George Floyd, pero que de alguna manera la misma serie lo va dejando de lado y lo enfoca en una nueva crisis emocional de Randall: y esa es que lidie con sus propias experiencias como un hombre negro criado por una familia blanca, una crisis de identidad que ha sido la piedra angular de su personaje desde el comienzo de la serie, y es así que el programa nos presente la vida de la madre biológica de este.

A lo largo de la temporada la serie irá jugando con los arcos argumentales que abrieron antes, especialmente en la relación de Kevin (quien esta quinta temporada tiene mucho más peso que las anteriores) y Randall. Incluso varios de los personajes secundarios calzan más peso, haciendo que la temporada se sienta mucho más grande.

Lo que sí vuelve a destacar del programa es lo bien que conoce ya a sus personajes y sus relaciones mutuas, aquí los trata mucho más maduros, más conscientes de su realidad y de su forma de vivir, llevándolos a momentos donde sus decisiones los afectan en la próxima sexta y última temporada.

Es notorio decir que esta nueva entrega ha perdido cierto brillo y en ocasiones anda reconstruyendo cosas que ya había planteado anteriormente, o agrega capítulos que no interesan haciendo que se vea como un relleno (véase el capítulo dedicado del tío Nick).

Con respecto al final de temporada, los creadores vuelven a jugar con las emociones de los espectadores, sabiendo que todo gira alrededor de la boda entre Kevin y Madison, quienes se comprometieron después del nacimiento de sus gemelos y parecía que en el futuro los esperaba, pero gracias a un flashfoward nos muestran que hay un giro que hará cambiar todo, pero siendo algo claros era algo que se venía construyendo desde la cuarta parte.

This Is Us reafirma su constante ingenio en seguir creando emociones y especialmente cuando se va llegando a su conclusión y especialmente sabiendo que tiene que cerrar todo lo que han venido planteando desde que comenzó la serie en el 2016, así que pensamos que la sexta temporada tendrá que enfocarse en Rebecca especialmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.