Thor: Amor y trueno | Review

Taika Waititi repite su enfoque irónico visto en Ragnarok, pero más elevado, sin sentido y ridículo por momentos, donde Christian Bale se roba la película desde el primer momento.   

Thor: Amor y trueno (2022)
Puntuación: ★★½
Dirección: Taika Waititi
Reparto: Chris Hemsworth, Natalie Portman, Christian Bale, Tessa Thompson, Chris Pratt, Jaimie Alexander, Karen Gillan,  Russell Crowe, Sean Gunn, Sam Neill, Matt Damon, Luke Hemsworth y Melissa McCarthy
Disponible: Estreno en cines

Antes de comentar el porqué Thor: Amor y Trueno me parece la peor película hasta el momento del universo de Marvel, tengo que decir que hay cosas muy divertidas en lo creado por Taika Waititi, de hecho son dos cosas, donde uno de los puntos es correcto y lógico, y el segundo un poco menos pero funciona.

El primer punto que hay que rescatar es todo lo que rodea a Christian Bale, aquí el villano de turno llamado Gorr the God Butcher, se nota que el actor se tomó muy en serio su trabajo, él logra sacarle brillo al poco tiempo que lo vemos en pantalla, pero además de eso el guion le da un arco argumental, cosa que Marvel nunca logra desarrollar en sus antagónicos correctamente. De hecho el filme inicia con una secuencia del personaje donde se le da una motivación clara: quiere matar a todos los dioses. Ese deseo atrae la atención de Necrosword, una hoja negra mágica que le otorga todo tipo de poderes, incluido permitirle manipular sombras y convertirlas en monstruos. 

El Gorr que vemos aquí es sombrío, frío y aterrador, no tiene humor por lo cual cuando estamos con este personaje y viendo cómo lo trabaja Bale pareciera que estamos en otra película que no es Thor: Amor y Trueno. Bale disfruta la oportunidad y hace que el circo que estamos viendo tenga un respiro cuerdo.

El otro punto que quería comentar es el chiste de las cabras, el único que funciona y tiene sentido como recurso narrativo dentro de la historia que nos cuentan. Al principio de la película, Thor (Chris Hemsworth) obtiene un par de cabras gigantes y mágicas. Las cabras son horribles, agresivas, desordenadas, salvajes, y como cabras que son pueden gritar muchísimo. Hacen esto todo el tiempo a lo largo de la película, y está destinado a ser divertido. Si eres como yo, te reirás cada vez que chillen. Si no eres como yo, entonces lo siento. El chiste cobra sentido debido a que las cabras terminan siendo un personaje más de la historia y no solo son un chiste tonto y barato.

Thor: Amor y Trueno es entretenida, totalmente. El filme vemos a Thor después de los eventos de End Game, donde se encuentra luchando inicialmente junto a los Guardianes de la Galaxia, pero recluta a su propio equipo cuando tiene que luchar contra Gorr, debido a que este super villano secuestra a todos los niños de New Asgard. Su nuevo equipo incluye a Valkyrie (Tessa Thompson) y Korg (interpretado por el mismo Waititi), así como el amor de toda su vida y ahora ex (su ruptura esbozada durante un flashback de comedia romántica). Esta es la Dra. Jane Foster, interpretada por Natalie Portman, que sufre de una enfermedad grave que ha remitido gracias a los poderosos poderes cósmicos del martillo de Thor, una vez destrozado, Mjölnir.

El principal problema del guion es que da por sentado que los objetivos de Gorr son malvados, tanto que nunca se detiene a considerar las formas en que casi todos los personajes de la película confirman que los dioses son terribles. Aquí nunca hay un desarrollo correcto, incluso cuando vemos la escena de los dioses donde aparece un roba escenas (Russell Crowe, con uno de sus acentos más extraños hasta la fecha), vemos claramente que los dioses son seres por los cuales no hay que sentir pena.

Desafortunadamente, lo que podría haber sido una excelente película de viaje por carretera, de reencuentros o incluso de suspenso se ve socavada por personajes que de alguna manera perdieron toda su personalidad después de la batalla con Thanos. Thor es extrañamente inconsistente a lo largo de toda la franquicia y aquí es peor: el Thor al comienzo de la película es diferente al Thor que aparece 20 minutos después. Por otro lado, Jane Foster, gran parte ausente de la franquicia, está se divierte mucho saboreando sus nuevos poderes, pero hay una tensión entre su recién descubierta vida sobrehumana y su espantosa vida normal, y la película es demasiado simplista para sostenerla, además de que nunca se detiene para darle un momento al personaje sobre el debate que carga que es entre la muerte y el valor.

Todo esto sin explicar o contar sobre la vida de Jane incluso que paso con ella cuando ocurrieron los sucesos de End Game, aquí entre otros aspectos con el personaje Valkyrie, terminan siendo un gran agujero de guion dentro de la franquicia.

El problema que todo esto salga mal es que está construido con guion que solo busca hacer chistes tras chiste, el conflicto tiene nombre Taika Waititi, quien se ha hecho conocido por un tipo particular de humor inexpresivo y divagante, aquí está elevado a un límite que roza lo ridículo como adjetivo calificativo.

Amor y Trueno termina siendo una película que no tiene nada que ofrecer, más allá de un villano atractivo pero que se ve empañado por un esquema elaborado de chistes poco graciosos, donde los personajes aparecen solo para ser divertidos, pero nunca se les da un desarrollo, así como que no se puede enfatizar suficiente la razón de Gorr, solo dejando claro que los dioses de MCU apestan. Apestan al comienzo de la película, cuando la hija de Gorr muere y a su dios no le importa, y cuando Thor, en su búsqueda para detener a Gorr, pide ayuda a otros dioses y no obtiene ninguna.

Thor: Amor y Trueno es un ejemplo que el camino de Marvel se está convirtiendo en un callejón sin salida, pero eso no quiere decir que todavía no sea divertido, y Thor todavía ofrece un golpe de diversión que no termina cumpliendo al cien ese objetivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.