«West Side Story» el clásico que vale la pena volver a ver

Antes de conocer la nueva adaptación de Spielberg del clásico musical, es hora de volver a enamorarnos de la versión de 1961. 

Con la pronta llegada de la versión de Steven Spielberg de este afamado musical de Broadway es un buen momento para revisitar la multi galardonada primera adaptación al cine. 

Esta fue lanzada después de 4 años de la creación de la obra teatral de Broadway, la cual incluía a Leonard Bernstein como compositor, Arthur Laurents como guionista y Jerome Robbins. Esta es una adaptación de la obra Romeo y Julieta acoplada al New York de mediados del siglo XX.

En esta adaptación fílmica encontramos leyendas de la actuación como el caso de Rita Moreno la cual se llevó el Oscar a mejor actriz de reparto por esta actuación y a Natalie Wood tres veces nominada al Oscar y recordada por interpretaciones en Rebel Without a Cause (1955) y Miracle on 34th Street (1947) completan el cast George Chakiris (Ganador del Oscar a mejor actor de reparto por esta actuación), Richard Beymer, Russ Tamblyn y Simon Oakland.

La película relata el conflicto de dos bandas juveniles, The Jets una banda estadounidense de origen europeo y The Sharks una banda con integrantes de origen puertorriqueño, entremedio una historia de amor entre un ex integrante de The Jets y la hermana del líder de The Sharks, al más puro estilo del conflicto entre los Montesco y los Capuleto.

El filme hace un gran trabajo en explicar las condiciones sociales las cuales han encauzado a los jóvenes a llevar esta vida delictiva, en primer lugar se referencia al abandono y negligencia parental con la cual los Jets tuvieron que pasar durante sus primeros años de vida mediante números musicales lo cual lo hace aún más entrañable al espectador.

Por otro lado también muestra lo difícil de la vida de un inmigrante mediante la banda de The Sharks, una crítica satírica al sueño americano en la escena de “América”, posiblemente el mejor número musical de toda la película, con las visiones contrapuestas del ultra positivismo de la creencia de este y por otro lado la visión realista y cruda del ser migrante en una sociedad con un sistema racial férreo y con poca empatía hacia el distinto.

El rol de las fuerzas policiales es crucial y se vislumbra cómo estás apoyan a la banda de origen anglo al expulsar a los puertorriqueños de los espacios y amordazarlos, entendiéndose la no neutralidad de los agentes de la ley.

Por otro lado el filme recuerda lo circular de la violencia y esto se expresa en la escena final con María (La Julieta del filme) al expresar: ¡Ahora tengo odio! Dejando aún más claro el mensaje de la película al vislumbrar cómo estos espacios terminan por atrapar a otros en una espiral bélica sin fundamento.

West Side Story hace un gran trabajo en reinterpretar la obra clásica de Shakespeare y traerla a los tiempos modernos, profundizando en el conflicto entre los bandos algo que West Side Story hace un gran trabajo en reinterpretar la obra clásica de Shakespeare y traerla a los tiempos modernos, profundizando en el conflicto entre los bandos algo que carecen otras adaptaciones de Romeo y Julieta (1967) y la de 1998.

La película es hasta la actualidad una de las mejores adaptaciones de la obra de Shakespeare readaptando su conflicto a los tiempos modernos y agregando otros qué siguen teniendo vigencia tanto para la sociedad estadounidense cómo para otras: Los problemas de las fuerzas del orden, la xenofobia y la negación del otro.

Ahora sólo queda conocer la nueva adaptación de Spielberg la cual saldrá en cines el próximo 10 de diciembre y sí esta está a la altura de su predecesora o incluso logra hacer un mejor trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.