West Side Story | Review

Spielberg sale triunfal del remake de West Side Story, al crear una nueva versión que retiene de la original las canciones y las coreografías que te dejan sin aliento  .

West Side Story (2021)
Puntuación: ★★★★★
Dirección: Steven Spielberg
Reparto: Rachel Zegler, Ansel Elgort, David Alvarez, Ariana DeBose, Rita Moreno, Josh Andrés Rivera, Mike Faist, Maddie Ziegler y Corey Stoll
Disponible: Estreno en cines

Vamos a decirlo de entrada, Steven Spielberg nos ha dejado callados a todos los que decíamos que hacer una nueva versión del mayor clásico del género musical era una tontería o incluso una ridiculez, ya que al ver lo que creo el maestro podemos decir que es una locura impresionante vívidamente soñada, hábilmente modificada y visualmente asombrosa. Nadie más que Spielberg podría haber logrado tomar la partitura de Leonard Bernstein y la letra de Stephen Sondheim y darles una nueva luminosidad. 

Spielberg conserva las míticas canciones como «I Feel Pretty de María», solo que está vez traslada el taller de novias a una elegante tienda departamental donde María trabaja como limpiadora; momento cumbre del filme que incluso el propio Sondheim tenía dudas en la forma que fue presentado en su primera versión, pero ahora en esta entrega el cambio le da una realidad más humana al personaje protagonista.

Spielberg se une con el guionista Tony Kushner, para hacer varios ligeros cambios del libreto original de Arthur Laurents, como por ejemplo poner un énfasis al agregar varios diálogos en español a los personajes que son latinos, detalle que nos lleva a mencionar que dicho reparto de actores es de origen latinoamericano; darles más desarrollo a los protagonistas, o incluso decidir mantener gran parte del lenguaje visual de las coreografías de Jerome Robbins. 

Esta nueva West Side Story no se ha actualizado históricamente hablando, realmente es la misma historia e incluso por momentos es un calco de la obra de los sesenta. Pero la forma audaz, y tal vez casi desafiante que propone Spielberg es lo que la hace sentirse fresca, a eso hay que hablar de la impresionante ambientación de la época de finales de los 50 en Nueva York, cuyos detalles auténticos coexisten con una teatralidad marca de su obra, como es el famoso «prologo» que es el acto de apertura, literalmente no puedes no quitar la mirada.

Como sabemos la obra original está basada libremente en la trágica historia de Romeo y Julieta de Shakespeare, pero con un detalle muy importante. Los Jets y los Sharks, a diferencia de los Montesco y los Capuleto, no son «ambos iguales en dignidad»: los Jets son blancos, con una ventaja estructural sobre sus enemigos los puertorriqueños, siendo esto ejemplificado el apoyo que reciben los Jets por parte de los policías blancos, que incluso en ocasiones estos los utilizan para sus beneficios. Corey Stoll interpreta al teniente Schrank y Brian D’Arcy James es el sudoroso y resentido oficial Krupke.

Ansel Elgort interpreta a Tony, un joven blanco y exmiembro de los Jets que en esta película nos menciona que acaba de salir de prisión por un acto de violencia, situación que lo ha asustado y es la razón por la que no se quiere involucrar en la guerra de pandillas. Ahora este se queda en la droguería de Doc: o, mejor dicho, en la tienda de la viuda de Doc: Valentina, maravillosamente interpretada por Rita Moreno, quien fue Anita en la versión original de 1961. 

Para continuar hablando del filme, hay que detenerse y respirar para expresar la emoción de volver a ver a Rita Moreno en pantalla grande, pero mejor es a un verla nuevamente en una versión más de West Side Story, y es aquí es donde brilla el amor de Spielberg por la obra, ya que todas las escenas de Moreno por un lado es un homenaje al clásico y al mismo tiempo es un tributo al legado de una leyenda del cine como es la veterana actriz.

El mejor amigo de Tony es el líder de los Jets, Riff, interpretado por Mike Faist; este quiere desesperadamente que Tony vuelva a la pandilla y especialmente para una nueva pelea contra los Sharks, debido a que ellos sienten que estos últimos están invadiendo su territorio en números crecientes, y esta nueva película nos deja ver ese subtexto mejor tratado.

El líder de los Shark es, Bernardo (David Álvarez), quien tiene una ardiente relación con su novia Anita (una exuberante e inteligente Ariana DeBose, la roba escenas de la película) y es opresivamente protector de su hermana María: una actuación suave y melancólica de la recién venida Rachel Zegler. Tony y María se conocen y se enamoran en un baile local; dicho romance desata pasiones y conflictos entre los bandos enemigos que terminan en actos de violencia.

Entre las grandes mejoras que tiene esta obra es la tremenda química entre Elgort y Zegler cosa que casi no tenía la pareja original, aparte que el desarrollo romántico entre Tony y María están mucho mejor tratados. Elgort logra generar encanto y Zegler destella mucho sentimiento. Cabe destacar que esta entrega vuelve a manejar la inocencia del arco narrativo.

West Side Story de Spielberg es espectacular, fascinante y sobre todo arrolladora. Literalmente desde el primer momento uno entrega el corazón y no te lo suelta hasta llegar al acto final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.