DUNE: La Casa Atreides «Lealtad y misericordia»

En un futuro lejano, en medio de grandes imperios feudales interestelares, planetas enteros se encuentran controlados por casas nobles, e innobles.  Sin embargo, “Dune” se basa en las relaciones y luchas humanas.  Trata de personas reales y aborda temas complejos como la ecología, la evolución y la supervivencia; y las batallas diarias a las que se enfrentan los humanos en torno al amor, la lealtad y el deber, la traición, el poder… Nosotros mismos.  “Dune” es un espejo de la sociedad en la que vivimos hoy en día.

Para Villeneuve habían muchas maneras de abordar la historia de Dune, pero una de ellas, uno de los ángulos principales, es la historia sumamente humana de la familia Atreides que cae en la trampa que le tiende el Emperador, cada vez más celoso de su creciente popularidad.  Y entonces el Emperador envía a los Atreides a un nuevo planeta de la galaxia, que es Arrakis, donde se encuentra la Especia, la sustancia más preciada del universo.

Paul Atreides

Más allá del miedo, a Paul Atreides le aguarda su destino.  Hijo de un gran hombre y heredero real de la noble Casa Atreides, ha pasado toda su vida preparándose para la pesada carga que supone el nombre de su familia, entrenando con maestros y mentores para perfeccionar sus habilidades de combate y su intelecto.  Ahora, al borde de la mayoría de edad, se ve acosado por visiones de una misteriosa joven y un futuro inevitable, justo cuando es llamado a abandonar el hogar de su infancia en Caladan para emprender una nueva vida.  Al llegar a Arrakis, el planeta más peligroso del Universo Conocido, Paul se enfrentará a sus miedos más profundos para hacer realidad su verdadero destino.

El actor Timothée Chalamet es el encargado de llevar a Paul en este viaje definitivo del héroe, y está encantado de que le hayan dado el papel.  «Fue una oportunidad increíble poder interpretar a alguien tan perdido, alguien tan conflictivo, pero con tanta responsabilidad a una edad tan temprana», dice Chalamet.  «Me pareció una dicotomía hermosa y rara de ver como protagonista de una película.  Paul no es el protagonista romántico común y me encantó la idea de que fuera un personaje con el que pudiera jugar de verdad.»

Chalamet ve felizmente a Paul no como un salvador o un mesías, sino como un héroe reacio con un poder que se le impone en un momento en el que todavía está aprendiendo quién o qué está destinado a ser.  Rodeado de adultos, Paul es el único niño entre ellos.  «Nos lo presentan cuando sólo tiene 15 años», dice, «y tiene que embarcarse en un viaje para salvar a su pueblo del genocidio.  Proviene de un pueblo moral y digno, conocido por su honor y su valor.  Es una cultura guerrera orgullosa, en contraste con la codicia y el engaño de los Harkonnen».

Sin haber leído el libro antes de leer el guion, Chalamet estaba, sin embargo, muy al tanto de la sustancial obra.  El guion le atrajo por completo, y dice: «Me impresionó mucho cómo se las arreglaron para condensarlo.  No parecía el guion de una gran película, sino una historia humana con los pies en la tierra, que integraba de forma muy sutil e inteligente toda la tecnología y los artilugios».

Chalamet admite que una gran ventaja de participar en la película fueron «los excelentes actores y actrices» con los que pudo trabajar, pero el mayor atractivo para él fue el director.  Dice Chalamet: «No sé cómo he tenido la suerte de trabajar en algo tan grande pero con una sensibilidad realmente independiente, y eso se debe a Denis.  Es un artista.  Es un genio.  Tiene un conocimiento técnico de cómo rodar este tipo de películas de forma diferente y lo vimos en ‘Blade Runner 2049’ y también en ‘Arrival’.  Tiene una conexión en su corazón con este tipo de material de alguna manera».

“Paul también debe ser tremendamente carismático”, comentó el director. “Debemos creer que en un futuro él podría convertirse en un líder religioso capaz de dirigir un ejército. Así que necesitaba ese tipo de carisma y Timothée posee esa loca cualidad de ser estrella. Y también luce muy joven. Paul es un alma vieja, pero en el libro tiene 15 o 16 años. Timothée tenía 22 o 23 cuando filmamos la película, de modo que es un poco mayor, pero en cámara luce como un adolescente. Así que esa era la combinación perfecta para Paul Atreides.

El Duke Leto

Al padre de Paul, Duke Leto, quien ya es líder de muchos, lo guía la obligación que tiene con su gente y el amor que le tiene a su familia. Como jefe de la Casa Atreides, se ha hecho de una reputación por anteponer la piedad sobre la malicia, los principios sobre el poder, y la valentía sobre el miedo. Cuando se le pide pacificar al amenazado planeta Arrakis, se ve obligado a preparar a su único hijo para los peligros que le esperan.

Oscar Isaac interpreta a Duke Leto, un hombre que debe llevar a su gente en un éxodo a un nuevo mundo y proteger a Paul dado que se han juntado algunas fuerzas malignas que amenazan con borrar para siempre el nombre de Atreides de las páginas de la historia.

Isaac siempre ha sido fan de la novela y de la profundidad de los temas que aborda. “El libro es una alegoría sobre el planeta Tierra, la historia de la civilización y la interacción entre tribus y culturas”, dice. Realmente me voló la cabeza la imaginación de Frank Herbert, lo oscuro y escalofriante que es, lo onírico y profético que es.  No se parece a nada de lo que ves por ahí”.

Cuando se enteró de que Villeneuve estaba desarrollando una nueva versión cinematográfica, se puso en contacto con él.  «Sólo se lo estaba planteando», ríe Isaac.  «Así que, años después, cuando me dice que quiere que forme parte de su película, me hizo una ilusión increíble.  Nadie hace películas como lo hace Denis: estas películas enormes, profundas, artísticas, hermosas y poéticas a gran escala».  Para Denis, el aspecto más importante de esta película es la visión cinematográfica: ya no es una obra literaria, es un paisaje onírico que destila perfectamente el espíritu de la novela.  La película es operística a la manera de Shakespeare, con una gravedad en la narración sobre un niño con un propósito especial.  Eso es cine puro».

Isaac se sintió atraído por la naturaleza trágica de su personaje, y señaló: «Hay algo increíble en su capacidad de caminar hacia su destino.  Había algo que me parecía muy humano en eso.  ¿Cómo se enfrenta a eso?  Cuando lo conocemos por primera vez, tiene un malestar pero se siente optimista y quiere infundir fuerza a su hijo.  Eso también me intrigó: la idea de lo que quieres dejar a tus hijos, cuáles son las lecciones que quieres enseñarles, qué tipo de ética quieres transmitirles, sobre todo cuando la opción más fácil es hacer cosas en contra de tus principios».

Para Isaac, Villeneuve se convirtió en uno de los mejores colaboradores con los que había trabajado.  «Siempre recurría a la novela cuando pensaba en cómo crear el personaje», dice Isaac.  «Denis siempre estuvo increíblemente abierto a explorar más el personaje.  No queríamos que Leto se limitara a ser alguien que mira fijamente a media distancia y dice cosas profundas; es un padre de verdad, que tiene una relación muy cariñosa con su hijo.  Es un ser humano real, no es una Bene Gesserit, no es un Mentat, no tiene súperpoderes.  Se ocupa de cosas muy prácticas.  Eso era algo muy importante para nosotros, y algo que haría que el público sintiera una especie de complicidad con él al verle preparar a Paul para la complejidad, la crueldad y las dificultades de ser un líder.  Leto sabe que es la gente, no el poder, lo que hace al líder.  Sin la gente, no tienes poder.  Leto intenta infundir empatía a Paul; intenta convertirlo en un hombre».

Lady Jessica

Rebecca Ferguson interpreta a Lady Jessica, que comparte la carga del liderazgo de la Casa Atreides con su querido Duque Leto, y un vínculo inquebrantable con su hijo, Paul.  Como miembro de la misteriosa hermandad conocida como las Bene Gesserit, es una maestra del cuerpo y de la mente, capaz de convertir sus palabras en armas a través de un poder conocido como la Voz para doblegar la voluntad de aquellos que se atreven a amenazar a su familia.  Agobiada por el conocimiento de lo que Paul debe llegar a ser para cumplir con su destino, debe prepararlo para guiar a la humanidad hacia un futuro mejor.

Fue la promesa de trabajar con Villeneuve en una película tan compleja e inspiradora lo que atrajo a Ferguson.  «No tuve tiempo de leer el libro antes de empezar el rodaje», confiesa, «pero lo leí después de leer el guion.  Me di cuenta de lo bien que Denis había llevado el espíritu del libro a la pantalla; el guion tiene un alcance tan grande, es más amplio que cualquier cosa que haya leído antes.  Trata de política, filosofía, personajes y emociones.  Explora las razones, las reacciones y las consecuencias de las cosas que ocurren».

Al igual que su coprotagonista, Isaac, Ferguson habló en profundidad de su personaje con Villeneuve.  «Denis nos explicó que Jessica era una concubina poderosa, como una reina, pero con misterios vulnerables y ocultos, lo que la hace identificable incluso en una película que tiene una escala tan grande.  Jessica es una Bene Gesserit, que es un grupo de mujeres con una fuerza y unos poderes enormes.  Son guardaespaldas; son luchadoras; pueden leer a la gente; tienen un poder en sus voces que pone a la gente bajo su completo control.  Le han dicho que dé a luz a una hija por razones políticas, y por sus propias razones da a luz a un hijo, lo que ha creado el caos en todo el Imperio.  Cuando nos encontramos con ella, está lidiando con las consecuencias de esas decisiones y con su deber; está lidiando con la pregunta de qué es más importante, ¿el Imperio o su hijo?».

Ferguson y Villeneuve discutieron mucho sobre la dinámica familiar entre Jessica, Paul y Leto.  «Hay momentos hermosos entre madre e hijo, cuando Jessica entrena a Paul para que se convierta en lo que ella cree que puede llegar a ser», dice la actriz.  «En algunos momentos de la película, Jessica se torna vulnerable y Paul tiene que dar un paso adelante y convertirse en lo que, con suerte, ella le ha enseñado a ser».

Respondiendo también a otros temas amplios y profundos de la historia, Ferguson reflexiona: «El dinero, el empoderamiento, las drogas, una mafia… Quien gobierna Arrakis gobierna el mundo.  Y el planeta ha sido gobernado por el tiránico Harkonnen.  Hoy resuena tanto como cuando se escribió el libro».

Además de lo que encontró en el papel y lo que finalmente se plasmó en la pantalla, Ferguson dice que trabajar con un equipo de tanto talento fue emocionante.  «El reparto era increíble; estaba maravillada con todos ellos.  Y Denis es el maestro.  Es muy abierto y generoso y creó un set muy especial.  Había una igualdad total en el set y creó la más increíble sensación de colaboración».

Gurney Halleck

Entre la familia Atreides reside un guerrero desafiante con alma de poeta, Gurney Halleck, que ha cuidado a Paul desde que nació.  Aunque nunca lo diría en voz alta, Gurney quiere a Paul como si fuera su propio hijo.  Como Maestro de Guerra del Duque, se ha forjado en la batalla y hará todo lo necesario para proteger a la Casa Atreides, un pueblo tan querido para él como la familia que perdió hace tiempo a manos de los Harkonnen.

Josh Brolin interpreta al consejero de confianza de Leto como un hombre irreverente y de gran ingenio, un artista con la espada que también es hábil en el manejo de su instrumento de elección, el baliset, un instrumento de cuerda poco conocido.  Cuando los Atreides se trasladan al peligroso mundo de Arrakis, Gurney hará lo que sea necesario para proteger al Duque y a su familia.  Se ocupa personalmente del entrenamiento de combate de Paul para asegurarse de que el joven esté preparado para la batalla.

Brolin entabló una gran amistad con Villeneuve durante el rodaje de «Sicario», lo que hizo que unirse al reparto de “Duna” fuera una decisión fácil.  «Hay unos cuantos directores de los que piensas, haré cualquier cosa con ese director», dice.  «Denis sabe de verdad lo que quiere, y hay confianza en el hecho de que alguien se ocupe de ti y no vaya a poner algo en la película simplemente porque esté en el guion.  Lo que Denis logra mejor que la mayoría es entender el alcance.  No se nos va a escapar de las manos y se va a convertir en algo propio.  Había leído un poco de la novela y cuando Denis la describió como ciencia‒ficción con medievalidad, pensé que era muy acertado; hay algo muy primitivo en la historia y, sin embargo, es ciencia‒ficción».

A pesar de que Gurney es Warmaster, el actor ve a su personaje principalmente como un instructor, un guía.  «Es el maestro de Paul y es el protector de la familia Atreides.  Es desconfiado por naturaleza: siempre está buscando cosas que no existen, como cualquier buen protector.  La primera vez que vemos a Gurney, es estricto pero divertido, es visceral, paternal, maternal con Paul.  Ha ayudado a criar a Paul, así que se siente muy protector con él.  Gurney presiona mucho a Paul porque quiere que sea capaz de protegerse en cualquier situación, pero también es juguetón.  Es el guerrero poeta, que lee y escribe y recita su poesía».

Duncan Idaho

Jason Momoa interpreta al legendario maestro de la espada y virtuoso guerrero, Duncan Idaho, que le dice a Paul: «Los sueños generan buenas historias, pero lo más importante ocurre cuando estamos despiertos.» 

El hombre de acción puede ser el arma más mortífera de la Casa Atreides.  Piloto intrépido y experto en reconocimiento sigiloso, actúa como los ojos y los oídos del duque Leto y es el primero de la Casa en dejar huellas en las arenas del desierto de Duna.   Hombre leal y letal, el principio rector de Duncan es luchar por la familia real como si fuera la propia y defenderla ‒especialmente a Paul‒ con su vida.

Para Momoa, no hubo dudas a la hora de aceptar el papel.  «Me quedé en shock cuando Denis Villeneuve me llamó porque es sin duda uno de mis cinco directores favoritos, vivos o muertos», afirma el actor.  «Me encanta y me encantan todas sus películas, es un dios para mí.  Le encanta este libro desde que tenía 14 años y ésta era una de sus películas soñadas, tiene una visión muy clara y sabe exactamente lo que quiere.  Me esforcé mucho para complacerlo, realmente quería formar parte de este mundo».

Momoa se sintió honrado de interpretar el papel de Duncan Idaho.  «Duncan tiene un poco de misterio, es un hombre muy leal y honorable.  Denis quería a alguien poderoso y que pudiera ser respetado por todas sus tropas y ser convincente como el caballero principal que vigila y protege a Paul y Jessica, ese es su cometido.  Yo vengo de un entorno de acróbatas y le aseguré a Denis que aceptaría a cualquiera y que lo haría muy bien», ríe.  «Lo que fue realmente genial fue que Duncan es un explorador.  Rodar una escena en la que sale de la nave sigilosa y cae en picado por el espacio y aterriza en el planeta Arrakis fue fantástico.»

Dr. Yueh

El actor Chang Chen interpreta a Yueh en la película, su primer largometraje en inglés.  Chang valoró la oportunidad de interpretar a un personaje tan complejo y dijo de Yueh: «Ha padecido mucha desesperanza en su vida y, por ello, es un papel complejo y desgarrador para un actor.  Denis me confió la interpretación de este hombre, y fue un viaje maravilloso».

Chen conoció a Villeneuve por primera vez cuando compartieron el puesto de jurado en el Festival de Cannes.  Recuerda: «Hablando de las películas, descubrimos que tenemos muchas cosas en común.  Por eso, cuando me pidió que interpretara el papel del Dr. Yueh, me sentí encantado».

El actor dice que el personaje no fue lo único que le atrajo.  «Antes de leer el guion, esperaba algo muy ciberpunk y de otro mundo, pero después de leerlo descubrí que esta obra de ficción es sorprendentemente accesible a nivel humano.  Aunque el universo está ambientado en el futuro, hay una fuerte yuxtaposición entre el mundo moderno de la ciencia ficción y las batallas diarias a las que se enfrentan sus humanos en torno al amor, la lealtad y el deber.  Todos lidiamos con estos temas en nuestras vidas, así que todos podemos sentirnos identificados con la película».

Thufir Hawat

Thufir Hawat, es un Mentat: un estratega altamente entrenado cuya mente tiene el poder de procesamiento infinito de un superordenador.  Hawat es el gran maestro de la causa y el efecto, capaz de ver todos los resultados posibles, capaz de desentrañar planes dentro de los planes y de proteger a Paul de las amenazas visibles… y no visibles.

Stephen McKinley Henderson lo interpreta y dice: «Cuando Denis me llamó y me dijo lo que estaba en marcha, pensé: ‘¡Esto es maravilloso!  Luego, cuando me di cuenta de que el personaje era un Mentat y lo que eso implicaba, que era un personaje centrado en el cerebro, me pregunté: ‘Bueno, ¿por qué quieren que interprete eso?  Yo tengo pasión'», sonríe.  «Pero me di cuenta de que se trataba de un hombre que, aunque su filosofía y sus instintos eran intelectuales, había vivido y trabajado con la familia Atreides durante tanto tiempo que había llegado a sentir verdadero afecto por ellos, en particular por Paul, al haber conocido al abuelo de éste.  En consecuencia, se había vuelto muy humano».

El actor encontró otra vía de acceso al personaje a través de uno de sus autores favoritos de novela negra.  «Como fan de Arthur Conan Doyle, también pude relacionarme con el Mentat a través de su memoria fotográfica y su capacidad para atar cabos de una forma extraña.  Eso me hizo pensar en Sherlock Holmes y sus poderes de deducción, lo que me dio una buena base».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.