KIMI | Review

«KIMI» lo último de Steven Soderbergh es un thriller eficiente durante la pandemia con una actuación brillante de Zöe Kravitzde

KIMI (2022)
Puntuación: ★★★
Dirección: Steven Soderbergh
Reparto: Zöe Kravitz, Erika Christensen, Emily Kuroda, Jaime Camil, India de Beaufort y Devin Ratray
Disponible: HBO max

El ganador del Oscar Steven Soderbergh vuelve a la dirección con Kimi (2022), el ya recordado por obras Ocean’s Eleven, Traffic y Erin Brockovich vuelve con este thriller estelarizado por la siempre seductora y carismática Zoë Kravitz acompañada por Erika Christensen, Jaime Camil, Rita Wilson y Devin Ratray.

En esta cinta seguimos a Angela Childs una chica joven que trabaja desde casa dando soporte online (Cualquier parecido con la realidad de los jóvenes en Latinoamérica en el sector servicios es coincidencia) a Kimi el cual es similar a un Alexa o Siri una especie de asistente virtual la cual tiene como particularidad que aquellos comandos de voz no reconocidos son corregidos por personas como Angela para otorgar el mejor servicio.

Nuestra protagonista sufre de agorafobia en pleno tiempo de pandemia por Covid-19, la cual para los desentendidos es un trastorno que se entiende como el miedo y una ansiedad intensa de estar en lugares de donde es difícil escapar o donde no se podría disponer de ayuda, este se manifiesta en Childs mediante un miedo irracional de salir de su casa. Esta mantiene un romance con su vecino, el cual la quiere impulsar a salir de casa, siempre de manera insatisfactoria.

El detonante del conflicto se da cuando al revisar uno de los comandos de voz se encuentra con un audio muy perturbador de lo que puede ser un crimen, lo cual lleva a Angela a indagar más en el caso hasta llevarlo a sus últimas consecuencias. Lo que lleva a Childs a ser perseguida por su compañía empleadora, dándonos un caso de cuestionamiento a la moralidad imperante en las compañías de alta tecnología buscando poner en el plano principal que tan invasivas han llegado a ser estas empresas en la vida del usuario en el día a día y como de cierto modo estas siempre están presentes.

El filme tiene puntos a su favor en especial una dirección interesante la cual te transmite la ansiedad propia del personaje y del sentirse angustiado con el exterior en consonancia con la pandemia del Covid-19 esto aunado a una interpretación agradable de parte de Zoë Kravitz la cual va desde lo agresivo hasta lo empático. El filme es sumamente digerible aunque no brilla más allá de lo antes mencionado.

En cuanto a lo negativo el filme no termina por explorar del todo sus premisas, ni el aislamiento causado por el Covid-19 y la agorafobia de la protagonista se terminan por explorar del todo, al principio se plantea la agorafobia de Angela y el miedo latente de salir para posteriormente al sentir la urgencia y sin ningún duelo interno ir a la calle como si nada, cuando el guión lo encuentra necesario. La tecnología intrusiva de la cual se busca hacer crítica más allá de un par de diálogos y escenas no se menciona más y por último la malévola corporación tecnológica no termina nunca por explorarse en sus intenciones más allá de no manchar su imagen, el último acto de la película es sin duda disparatado y se puede llegar a sentir anticlimático con la protagonista demostrando un despliegue ofensivo que no se sabe muy bien de dónde viene.

Steven Soderbergh no hace el mejor de sus trabajos en esta película por encargo disponible en HBO Max, sin embargo el guión es un ejercicio interesante muy cercano a un producto de Hitchcock, del cual Soderbergh sabe sacarle el mejor provecho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.