Bárbaro | Review

La brillante actuación de Justin Long es uno de los puntos más geniales de la película sorpresa de este año. Cuanto menos sepas de la cinta el resultado será revelador.

Bárbaro (2022)
Puntuación: ★★★★
Dirección: Zach Cregger
Reparto: Georgina Campbell, Bill Skarsgård, Justin Long, Jaymes Butler yTrevor Van Uden
Disponible: Estreno en cines

“Bárbaro” es de esos filmes que pueden ser desagradables. Si lo tomas como algo positivo o negativo será algo completamente personal, pero es claro que es de esos filmes que te dejan algo, puede ser incluso algo incómodo o extraño, siendo ese adjetivo que muchos usarán para describir lo que vieron en pantalla.

Georgina Campbell interpreta a Tess, una joven que visita Detroit para una entrevista de trabajo. Ella aparece en la casa de alquiler a altas horas de la noche solo para descubrir que alguien ya se está quedando allí, el apuesto y seductor Keith (Bill Skarsgard). Sin opciones y en un vecindario prácticamente a oscuras, decide aceptar su oferta de quedarse allí. ¿Emite vibraciones espeluznantes y levanta posibles banderas rojas? Absolutamente. ¿Ella también se siente atraída por él? Absolutamente. Siendo sinceros lo mejor del filme es la forma en que el guion juega con el espectador al construir al personaje de Ketih, ya que veremos cómo se utiliza simplemente como un recurso para atrapar al espectador.

Obviamente, no pasa mucho cuando la protagonista se ponga a explorar el sótano y se dé cuenta de que Keith, el inesperado compañero de cuarto, es el menor de sus problemas. Es en ese punto que “Barbarian” se vuelve loco y lleva a la audiencia a una sombría montaña rusa de un cuento de hadas suburbano que es imposible detallar más sin spoilear. “Barbarian” es una de esas películas de terror en las que cuanto menos sabes al respecto, más angustiosa y gratificante es para el espectador.

Un aspecto que destaca por, sobre todo, es el trabajo de Justin Long, aparte que siempre es genial verlo en este tipo de películas, aquí interpreta a AJ, un actor que se enfrenta a un escándalo de Hollywood que amenaza con arruinar su carrera, y es dueño del alquiler donde se desarrollan los horrores. Debido a la crisis de su carrera y para evitar la ruina financiera, necesita venderlo. Este aparece en la propiedad y descubre que los invitados parecen no haberse ido nunca. Está claro desde el principio que AJ es un gilipollas monumental, y Long se deleita en disfrutar la oportunidad de interpretar a este monstruo, y los monstruos, en varias formas, no son algo de lo que “Bárbaro” se quede corto.

“Bárbaro” es una película en tres actos que entrelaza consistentemente bien los eventos que van ocurriendo e incluso dando una explicación coherente sin sentirse sacada de la manga. Es verdad que el riesgo de construir algo así no siempre funciona de la mejor manera, y hay que ser claros que el filme en ocasiones no sabe hilar ese detalle de la mejor forma, pero aquí, todo lo que sucede explota como vorágine de horror puro, donde la lucha por la supervivencia es lo más importante, las bocas abiertas van a quedar antes las cosas que vamos viendo.

Bárbaro es un filme que empuja los límites y se compromete con todo lo que ofrece, construyendo un tercer acto asombroso, apoyado por una más que sólida fotografía de Zach Kuperstein, que hace un homenaje a lo mejor Raimi y especialmente al gran maestro Argento. El filme es una historia oscura y retorcida que podría resultar demasiado para algunos. Combinar las imágenes con la música inquietante de Anna Dubrich y un diseño de sonido ingenioso y penetrante asegura que este sea un asalto visceral inmersivo a los sentidos de la audiencia. Una joya del género.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.