Los Santos de la Mafia | Review

Michael Gandolfini se pone en la piel como el joven mitico Tony Soprano.

Los Santos de la Mafia (2021)
Puntuación: ★★★ ½
Dirección: Alan Taylor
Reparto: Alessandro Nivola, Jon Bernthal, Vera Farmiga, John Magaro, Billy Magnussen, Ray Liotta, Michael Gandolfini, Corey Stoll y Leslie Odom Jr.
Disponible: Estreno en Cines

Era cuestión de tiempo para que volviera a las pantallas de alguna manera la historia de una de las series que cambiaron el rumbo de la televisión. Los Sopranos, fue todo un suceso, incluso llegando hacer uno de los programas más grandes jamás realizados.

La precuela en formato de largometraje que de alguna manera no es tan brillante como uno esperaba, pero tampoco decepciona especialmente si eres fan de Los Sopranos. El filme en cuestión es tremendamente visible en lo que quiere contar, sobre todo en la idea de como quiere expandir la historia que ya había planteado hace más de quince años.

The Many Saints of Newark, está coescrita por el legendario creador de los Soprano , David Chase y dirigido por Alan Taylor, que en puntos importantes nos muestra la infancia y la adolescencia de Tony Soprano; hombre que creció en Nueva Jersey durante la década de 1960, específicamente en la época de Los disturbios de Newark en 1967, mismos que causaron el racismo de la “huida blanca”, lo que explica por qué Tony (serie) tenga esa casa palaciega en los suburbios hasta donde conduce en los créditos iniciales de cada episodio.

Tony es retratado por Michael Gandolfini, hijo del fallecido James Gandolfini, quien interpretó el papel en la televisión. El joven actor le agrega una sensibilidad a Tony, incluso se le nota esa melancolía y ese resentimiento que ya vimos anteriormente, dando más profundidad a un personaje que tiene muchas capas.

Su padre, Johnny, es interpretado por Jon Bernthal, y su aterradora madre Livia por Vera Farmiga, quien ofrece una excelente interpretación que eleva a uno de los mejores personajes del programa, lástima que tanto Farmiga como Bernthal no tengan una gran escena para brillar como uno esperaría.

Hay momentos que uno espera que la cinta abarque eventos claves (especialmente si ya conoces el material de origen). En otros momentos vemos que ocurren acciones que se habían contado pero que de alguna manera no son como se mostraron y es aquí donde hacemos la siguiente pregunta ¿Se está reescribiendo la historia o se corrigen recuerdos erróneos?, debido a la forma en como los vimos en la serie.

Fuera de mencionar a Tony y a su familia, quienes son los personajes que realmente queremos ver más, la cinta hace un cambio interesante al enfocar como protagonista del filme a Dickie Moltisanti (el nombre significa «muchos santos»), «tío» de Tony, interpretado por Alessandro Nivola (tremenda actuación que si fuera esto una miniserie el Emmy sería suyo), quien es un tipo duro y es realmente la figura paterna de Tony, especialmente mientras Johnny está en prisión, por un incidente que los fanáticos de los Soprano recordarán de una secuencia de flashback en el programa. 

Dickie es el padre de Chris Moltisanti (Michael Imperioli) que narra la película desde más allá de la tumba. Entre estas versiones más jóvenes, Corey Stoll interpreta al malhumorado y calvo Corrado «Uncle Junior» Soprano, Billy Magnussen es Paulie «Walnuts» Gualtieri; John Magaro es Silvio Dante; Samson Moeakiola es «Big Pussy» Bonpensiero y Ray Liotta aparece como el abuelo de Chris Moltisanti.

Esta película narra el creciente poderío de la familia, los conflictos con las pandillas afroamericanas, lideradas por Harold McBrayer y cómo su paranoia y xenofobia empeora con los disturbios y hace un enfoque a las sospechas de que el apogeo de las organizaciones italoamericanas está llegando a su fin. Aunque toque varios ejes narrativos fuertes que tienen bastante peso con lo contado en la serie, el filme nunca los logra llevar a un momento más fuerte.

Hay que destacar que Alan Taylor logra crear varios momentos brillantes, incluso hay escenas que parecen sacadas de una cinta noir en toda esa regla, especialmente las que ocurren con Dickie Moltisanti, que volvemos a decirlo este personaje es absolutamente fascinante, y queda en el recuerdo de la galería de Los Sopranos.

Si hay algo que queremos ver y continuar explorando su pasado es sobre Livia, lo poco que logra hacer Farmiga con las escenas que le dieron es escalofriante y genera mucha más curiosidad (véase la escena del disparo que hace Johnny). Si Farmiga hubiera tenido más momentos sería una digna candidata al Oscar este año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.